Todos los foros



 
ÍndiceNormasRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
Pur
V.I.P.
avatar

Mensajes : 39636
Localización : remota

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Jue Oct 27, 2016 3:06 pm

El Postiguet escribió:
Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Usted sabe, perfectamente, que mi pregunta iba en el sentido desde qué lugar escribía, no sobre el medio que utilizaba, pero su ironía la acepto como cosa suya, no sé si habitual, mas creo que innecesaria en un tema por el cual, muchos conciudadanos míos, lo están pasando muy mal, como consecuencia del mal gobernar del PP y PSOE.

Y le hice la pregunta porque creo que usted escribe desde Sudamérica, y cuando en la misma España desconocemos los problemas de unas regiones o naciones del mismo Estado por los de otros lugares, pretender conocer usted nuestros problemas caseros desde miles de kilómetros me parece aventurado. Y ojo, no es que le quite el derecho de opinar —¡faltaría más!— sino que creo que no conoce el tema en profundidad.

Lo que noto que usted no sabe es por qué respondí como respondí, no fue una ironía, sino la respuesta correcta para que usted pudiera entender cuáles son los medios que yo poseo para informarme acerca de las propuestas de Podemos (de eso hablábamos cuando me preguntó... porque lo que es la "realidad" española, ya me dijo que coincidía con mi visión de ella... y eso que estoy a miles de kilómetros).

Irónico es que usted me pregunte desde dónde escribo, sabiendo (como lo indica en este comentario) que estoy en Sudamérica (Argentina mas precisamente), de modo que no es irónico, sino lógico, que no vea necesario responder lo que ya sabe, y por el contrario le otorgue un detalle más exhaustivo respecto a cuales son los medios por los cuales me informo (que es lo que hice).

Por otro lado, me está diciendo que usted desconoce lo que pasa aquí (y supongo en otras parte del mundo que no sea España), me lo dice hablando en nombre de "los españoles" (debo corregirlo y pedirle que hable por usted, hay muchos españoles muy bien informados, esto generalmente no depende del lugar en el cual uno está, sino del interés, la curiosidad intelectual, la capacidad cognitiva y el uso /aprovechamiento correcto de los medios), pero ciertamente su conocimiento o desconocimiento de mi país no tiene relación ni vínculo con el conocimiento o desconocimiento que yo pueda tener del suyo. Son cosas independientes y separadas.

Respecto a lo mal que la están pasando sus conciudadanos y la forzada relación que aquello tendría con mi supuesta ironía, lo voy a dejar pasar para conservar el equilibrio entre sensatez y amabilidad que debe tener esta nueva comunicación que emprendo con usted (digo nueva porque supimos tener otras, que mejor no recordar, más aún si hablamos de ser considerados con lo mal que la pasan otros pueblos). También debo aclararle que no me interesan sus asuntos doméstico, estoy opinando de la política española, más precisamente del sistema electoral y los partidos (no es ironía, es necesidad del uso correcto de los términos).

El Postiguet escribió:
Yo me pateo las calles, hablo con amigos y conocidos y con gentes que me cruzo en una cafetería, en mi club deportivo o con los pescadores que faenan en el mismo. Con toda clase de personas y de todos las clases sociales, y como voluntario en una ONG de ayuda a los necesitados, imagine si sabré de cómo está la situación. Al menos estas informaciones directas me deben dar una visión más certera, por cercana, que pueda tener usted. Es lo que creo.

Indudablemente así es, usted tiene una visión más certera (porque es directa) respecto a la situación de la gente que se cruza en la cafetería, en su Club, o de los pescadores que allí se encuentran, siendo todos ellos de diversas clases sociales. También de los necesitados que ha podido asistir mediante esa ONG en la cual está.

Sin embargo no hablamos de eso (de modo que no es relevante que yo adquiera ese conocimiento que usted tiene, para este debate que estamos entablando)... hablamos básicamete de Podemos, y la amenaza que significa para la estabilidad del país, inclusive estabilidad en términos de posibles revueltas armadas.

El Postiguet escribió:
Y ahora le diré que una revolución, que es lo que yo decía si partía desde la ciudadanía, según el diccionario y en dos de sus principales acepciones, significa un cambio profundo, generalmente con violencia en las estructuras socioeconómicas y políticas de una nación, o bien el levantamiento o sublevación popular. La triste historia de España nos demuestra que cada vez que ha habido un intento, éste a sido sofocado con las bayonetas o bien ha conducido a otra rebelión o revolución cuartelera, y ya le recordé los 40 años del fascismo. Una Revolución Francesa, aquí se desconoce. Todo intento se ha ahogado.

El 15-M no fue, visto lo visto, una revolución, sino una manifestación, grande, enorme, a todas luces justa, de una parte de la ciudadanía perjudicada por las políticas neo liberales del PP y PSOE, este último cambiando su socialdemocracia al mismo neo liberalismo de los populares.

Pienso que no ha entendido lo que dije respecto al 15M, es importante que lo pueda comprender en el contexto de la época, de tal forma no posee componentes de sublevación violenta, pero sin embargo sí que significó un cambio profundo en la estructura política española (vuelvo a repetir que es una pena que la labor del gobierno y los medios de comunicación no le permitan hacer una lectura certera sobre los hechos).

Puedo darle como muestra de tal cambio profundo político, la crisis actual del sistema electoral español (el bipartidismo)... si usted piensa que hace 10 meses que no tienen un gobierno electo porque el PP y el PSOE son el cuco, debo decirle que se equivoca, no lo tienen porque en la escena irrumpió Podemos (que salió de las demandas del 15M). Que nadie lo convenza de lo contrario... ha llegado inclusive a generar la crisis del PSOE (vuelve a equivocarse si piensa que lo que está ocurriendo con el PSOE es porque ya desde el último tiempo de Zapatero el socialismo se tornó neoliberal, el quiebre ocurre ahora, de manera abrupta, casi con metodologías golpistas, porque el cambio en la estructura política suscita manotazos de ahogado para evitar que muera el agonizante bipartidismo).

Lo que generó el 15M fue un cambio profundo en la política española, que se está viendo ahora mismo, de un modo distinto como debería verse porque lamentablemente hay una gran resistencia en el establishment y también en parte de la sociedad (algunos por motivos ideológicos conservadores, otros por falta de una perspectiva profunda que le otorgue herramientas para cuestionar todo lo que los medios instalan, al punto tal, que todo lo que se puede decir de una organización política nueva, son ideas que remiten al pasado de España. Es asombroso ¿verdad?... qué mejor manera de fagocitar lo nuevo que invocando el pasado).

Revolución ciudadana que no sólo es la causal de la crisis del bipartidismo (lo cual ya es un cambio), sino también respecto a instancias formales de poder, no es casualidad (y nuevamente, no es producto de un agotamiento natural del PP y el PSOE) que sea Carmena la que está gobernando en Madrid, la capital.

El Postiguet escribió:
Mire usted, lo señores de Podemos, en su mayoría, son gentes preparadas en las Universidades, donde la teoría (que no la desdeño) es buena, pero hay otra cosa muy importante que es la práctica, y si bien ellos aún lo han practicado lo que proponen, que es sacado de manuales políticos, que miren allí en los sitios donde ideas de ese calado se instalaron, pocas veces democráticamente, y el resultado tan negativo conseguido es como para hacérselo pensar.

Ciertamente habría que prestar más atención a lo que ocurre en su país (ignoro si usted vive en Madrid, pero no hace falta hacerlo para analizar en profundidad lo que le estoy planteando), y de tal forma sabrá que las propuestas de Podemos no son sólo teoría sin practica, de manera que sigo sin comprender de qué aventura habla, de qué falta de moderación, de qué "sitios donde ideas de ese calado se instalaron, pocas veces democráticamente" (le recomiendo que, teniendo usted Internet como tengo yo, lea las propuestas), si puede mirar hacia Madrid y evaluar (por el contrario no le voy a pedir que me precise a qué sitios se refiere donde ideas de ese calado se instalaron, porque ya me dijo usted que desconoce lo que ocurre en otras regiones del mundo).

El Postiguet escribió:
El señor Pablo Iglesias, el de ahora, me parece un revolucionario marxista, digan los "puntos" del programa de Podemos lo que diga, y, al menos, para ser creído aunque luego nos engañe (¡nos han engañado tantos!) debería rebajar ese su tono de arenga cuartelera.

Le vuelvo a repetir lo que le solicité en mi comentario anterior (y que es básicamente el centro del debate o el diálogo que estábamos teniendo): "Si pudiera usted ser más preciso y decirme en qué puntos delicados no se expresan con claridad o se callan, se lo agradecería, así también me hago una idea de qué conoce usted de las propuestas de Podemos.". Comprenderá que no puedo darme por respondida con este párrafo que escribe, espero mayor detalle de su parte, que vive allí, y seguramente debe tener un conocimiento y argumentos más precisos que yo, respecto a lo que le estoy preguntando (que insisto, lo ignoro de verdad).

El Postiguet escribió:
En fin, no quiero cansarla más. Si ha tenido la paciencia de leer hasta aquí, muchas gracias; tiempo habrá para ir desarrollando mis ideas, y discúlpeme si en unas cuantas líneas he pretendido hablar de tantas cosas, soy hombre muy nervioso y a veces, erróneamente, quiero dejarlo todo aclarado en un mismo escrito.

No es molestia, si no he citado gran parte de su escrito es porque leo con atención sus ideas, pero aquello que no tiene que ver con el tema que estamos debatiendo no lo respondo para que no se pierda el hilo de la conversación.

Saludos.


 
Que usted es de nacionalidad argentina, lo creo, aunque como comprenderá yo no lo podría demostrar, pero si usted así lo atestigua, y en sus múltiples bromas con Anti lo aseguran, no tengo por qué dudar. Pero lo que ignoro es si usted escribe desde allí, o desde cualquier otra parte que no sea España, y, siendo así, probablemente lo que le llegue, le llegue desfigurado, como a mí me pueden llegar las noticias de su tierra.
 
Ha llegado un momento mi vida que hay muchas cosas de otros hombres que las pongo en cuarentena. Especialmente si son políticos, ya que entre ellos, la nobleza de la palabra dada y sellada con un apretón de manos, no existe. Cambian de discurso como veleta de torre parroquial, y mienten con un descaro apabullante. En vez de ser el noble trabajo de la política como la entrega de uno al servicio de los demás, hoy parece más el oficio del mentiroso, del rufián, del truhán y del arribista y vividor. ¿Qué no lo son todos?, de acuerdo, pero ante el gran número que sí lo son, espero me vayan demostrando su honradez día a día.
 
Un amigo mío, que ya no está entre los vivos, me dijo en cierta ocasión refiriéndose a los socialistas abierta la puerta la llamada “transición”: “Estos de la pana, tan pronto sepan lo que es una mariscada y un Vega Sicilia, se harán más de la derecha que yo”, y le diré a usted que pertenecía a Fuerza Nueva. Visto lo visto, ¡qué razón tenía!
 
Como amante de la Democracia, más que de los partidos políticos, nunca he faltado a la llamada de la urna, y jamás faltaré mientras tenga vida. Una vez voté a González, pero más tarde al verle subir al Azor, el yate del déspota y asesino Franco, me dije que nunca más le votaría, como así fue. Lo de la OTAN, no gustándome, y menos por mentir, lo entendí porque estar en Europa, cosa que era imprescindible y bajo mi punto de vista completamente necesaria, había que entrar con todas sus consecuencias, pero lo del yate me demostró lo que al final, tras los años, todo el mundo de él conoce: un derechista, capaz de usar la cal viva y organizar el terrorismo de Estado que todos sabemos. Yo no entiendo la izquierda así.
 
Esto, y otras tantas cosas, me hacen meditar en las cosas pequeñas y grandes de aquellos a quienes puedo darle mi voto, mi confianza, y Pablo Iglesias y alguno más de ese partido, por ejemplo Monedero, me ofrecen una desconfianza muy grande. Y le diré una cosa que en los foros nunca creo haber confesado: voté a Podemos en las últimas elecciones. Lo creí necesario para remover la cimentación de esta “seudodemocracia” que tenemos, y que a los viejos partidos, PP y PSOE, que son la “modernización” del viejo Movimiento Nacional Sindicalista, les entrara miedo e intentarán hacerse un gran lavado y un no menos gran centrifugado. Vea usted como, ante un cambio grande y necesario al que temen, se unen en franca camaradería, haciendo guardia sobre los luceros, como cuando el yugo y las flechas ofendían a España. La rosa y las gaviotas, solo han sido una postal.
 
Pero les voté a Podemos consciente de que no iban a conseguir gobernar por sí mismos, no los creo aún preparados, pero sí para marcar una línea de limpieza, de verdadera democracia, de orden político y del bien hacer mirando a los más débiles que el neo capitalismo del PPSOE han abandonado, y esto debiera hacerse desde el lugar donde las voces de los ciudadanos deben oírse con contundencia y claridad: el Parlamento, no desde las algaradas callejeras. Y no dejarles pasar al PPSOE ni una, ni la más mínima, y con la esperanza de que esta vez, no la chaqueta de pana, sino los pantalones tejanos, coletas y rastras, no cambien sus propuestas por un Vega Sicilia, una mariscada o la promesa de un puesto muy bien remunerado por el Ibex35. El “plato de lentejas” o puertas giratorias de estos últimos años. No espero de Iglesias que viva siempre en Vallecas, pero sí que no se cambia al barrio de Salamanca.
 
La situación de España, o sea de millones de españoles, requieren políticos que en el Parlamento saquen los colores a quienes gobiernan si siguen sumisos al capitalismo más deshumanizado, pero organizando Huelgas Generales, manifestaciones callejeras frente al Parlamento, no es la forma ni el momento más propicio. Toda violencia genera más violencia, y si estos muchachos de Podemos no se quitan la vena universitaria, donde la algarada es cosa diaria en los campus, y se dan cuenta de que han sido elegidos para ejercer con rotundidad el noble oficio de la política desde la limpieza y claridad y en el sitio adecuado, créame que ese voto que les di en principio, como a aquellos de la pana, ya nunca lo tendrán.
 
Quiero ver resultados de su saber hacer, no arengas cuasi militares como si estuviésemos en los años 30. Como puede usted sacar en conclusión, si lo medita, un hombre con los 80 años ya sobre la espalda como servidor, tiene ideas más progresistas que los que se denominan así y piensan como se pensaba hace un siglo. Yo deseo vivir lo que me quede de vida en un país europeo del siglo XXI, no volver a la España de los años 30; esto no me entusiasma.
 
Saludos cordiales,
 
El P©stiguet

Hola Señor Postiguet, vamos a dejar de una vez el temita de la geolocalización, no sólo porque no es la primera vez que nos cruzamos en el Foro (somos pocos y nos conocemos mucho), sino porque, aunque así no fuera, es francamente irrelevante y por ende innecesario preguntar desde dónde escribe la persona con la cual va a debatir de política.

Respecto a todo lo demás que me cuenta, yo también tendré que hacer un ejercicio de confianza y creer que usted tiene 80 años, de modo que, déjeme confesarle que me resulta sumamente extraña su manera de concebir la política, más aún si a lo ya vivido, le sumo sus anhelos o pretensiones respecto a cómo debería ser la vida política y democrática en España. Me habla usted de hombres, evalúa inclusive acciones privadas (si se sube a un yate, si tiene coleta, si las barricadas universitarias, si las chaquetas de pana o los pantalones tejanos etc), usted me habla de "las cosas pequeñas y grandes de aquellos a quienes puedo darle mi voto, mi confianza", esperando, pero a la vez asumiendo, que "la nobleza de la palabra dada y sellada con un apretón de manos" no existe entre políticos. Todo aquello suena muy poético pero también obedece a una perspectiva caciquil de la política, si lo quiere en términos más europeos, personalista (el hombre por sobre el partido, y el partido por sobre el proyecto).

Particularmente no tengo manera de analizar las cosas de esa forma, y aunque le he solicitado (esta sería la tercera vez si quisiera insistir) que me precisara usted cuáles son esas cosas importantes en las cuales Podemos calla o no es claro, voy a darme por respondida, lo que usted está analizando (y a lo cual le otorga importancia) no es el proyecto que alberga Podemos (las propuestas que le generan desconfianza, en especial aquellas donde callan y no son claros, que me hubiera encantado saber cuáles son), usted analiza a la persona de Pablo Iglesias, Monedero, y "algunos más"... inclusive con poca precisión, pero entiendo, en resumidas cuentas no le gusta el tipo (y no le gusta en función de lo que usted considera que debería ser un político europeo). Punto, no hay mucho más. Desde luego está en su derecho de votar según lo que crea relevante.

Tampoco lo cuestiono, ayer escuchando el debate de investidura de Rajoy, me llamó poderosamente la atención, cuánto hubo en su discurso dedicado a la "imagen" de España hacia el exterior... no aquella referida al ámbito económico (la confianza para captar inversiones), sino la imagen en sí misma, en el sentido de cómo es visto España si hacen tal o cual cosa (por ejemplo, si van a terceras elecciones)... me recordó a mi abuela que, frente a cuestiones determinadas decía "qué van a pensar los vecinos?". Y digo que me llamó la atención porque no encuentro ese ingrediente en otros países (ni siquiera en EEUU, donde naturalmente saben que el mundo los observa y espera determinadas cosas, por ser la potencia mundial que luego ejercerá su injerencia en otros sitios).

Pero yo no estoy teniendo este debate para que usted vote una cosa u otra, es un tema que no me compete (cómo y por qué vota usted lo que vota)... yo intento hablar de política. El proyecto que alberga Podemos, es necesario conocerlo (no sólo leyendo las propuestas, que es algo que pocos hacen), sino escuchando sus intervenciones y los fundamentos de sus acciones. El trabajo parlamentario hace rato que lo vienen haciendo, tal vez es uno de los mejores ámbitos para desarrollar un trayecto y un currículum.... si es usted alguien atento, puede observar qué votan y qué no votan los parlamentarios de los partidos, para que llegado el momento de unas elecciones ejecutivas, pueda evaluar su coherencia (o incoherencia) política. Vuelvo a insistir, es sencillo, no es ni una aventura ni una ciencia.

Luego, si la labor y trayectoria parlamentaria -y en los cargos ejecutivos municipales- le parecen coherentes, pero aún así su cuota de desconfianza sigue supeditada a los detalles del hombre o los hombres visibles del partido, hay un elemento de análisis que se puede tener en cuenta, que ayuda a mermar la incertidumbre, y es observar las dinámicas del partido... si estas son transparentes, modernas, democráticas, aportan mayores garantías de control y recambio, en caso de que los hombres se tornen mutantes (más aún si la mutación lo convierte en un déspota stalinista o en un neoliberal).

Entiendo que este modo de analizar las cosas es mucho más costoso que el otro, el que simplemente requiere del olfato con el cual nos movemos para interactuar con el vecino o cualquier conciudadano en diversas actividades... el tipo de confianza es otra (porque el tipo de interés es otro, no ya personal, sino social y general) no ya subjetiva, afectiva o comercial, sino política. Pero también es preciso considerar que lo nuevo, en la arena política, no merece ser evaluado a la ligera.

Hay muchos argumentos políticos por los cuales alguien puede no querer a Podemos en el poder ejecutivo (y que Podemos pase a significar Podemos pero no para tanto ), y le aseguro que ninguno de esos argumentos los he podido leer en este Foro (esperaba leerlos debatiendo con usted, debo confesarlo). Inclusive le diría que no sólo podría comprender esos argumentos, sino que hasta los aceptaría, porque España está en una Unión Europea, y no es Finlandia, con sus soberanías intactas (casi aldeana). Ninguno de esos argumentos tienen que ver con el contexto de los años 30's en España, ni siquiera con los 70's.

El contexto es tan distinto que podría comprender que muchos tengan reticencias a ser la locomotora del cambio en Europa (para eso hace falta confianza en sí mismos), cambio que se va a dar tarde o temprano, y que marcará la hora en que algo nuevo se torna necesario (alcanza con emerger para que la novedad acontezca, pero es necesaria la emergencia para que lo nuevo genere un cambio)... en España aún no existe tal emergencia, parece ser...

No es Podemos el problema, el problema es el momento... de modo que, visto y considerando lo que va a ocurrir en los próximos días (la confirmación de la alianza PP/PSOE), lamento decirle que deberá esperar 4 años más para ver si podrá vivir en un país europeo del siglo XXI.

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
El Postiguet
Maestro/a
avatar

Mensajes : 3255

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Jue Oct 27, 2016 8:58 pm

Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Usted sabe, perfectamente, que mi pregunta iba en el sentido desde qué lugar escribía, no sobre el medio que utilizaba, pero su ironía la acepto como cosa suya, no sé si habitual, mas creo que innecesaria en un tema por el cual, muchos conciudadanos míos, lo están pasando muy mal, como consecuencia del mal gobernar del PP y PSOE.

Y le hice la pregunta porque creo que usted escribe desde Sudamérica, y cuando en la misma España desconocemos los problemas de unas regiones o naciones del mismo Estado por los de otros lugares, pretender conocer usted nuestros problemas caseros desde miles de kilómetros me parece aventurado. Y ojo, no es que le quite el derecho de opinar —¡faltaría más!— sino que creo que no conoce el tema en profundidad.

Lo que noto que usted no sabe es por qué respondí como respondí, no fue una ironía, sino la respuesta correcta para que usted pudiera entender cuáles son los medios que yo poseo para informarme acerca de las propuestas de Podemos (de eso hablábamos cuando me preguntó... porque lo que es la "realidad" española, ya me dijo que coincidía con mi visión de ella... y eso que estoy a miles de kilómetros).

Irónico es que usted me pregunte desde dónde escribo, sabiendo (como lo indica en este comentario) que estoy en Sudamérica (Argentina mas precisamente), de modo que no es irónico, sino lógico, que no vea necesario responder lo que ya sabe, y por el contrario le otorgue un detalle más exhaustivo respecto a cuales son los medios por los cuales me informo (que es lo que hice).

Por otro lado, me está diciendo que usted desconoce lo que pasa aquí (y supongo en otras parte del mundo que no sea España), me lo dice hablando en nombre de "los españoles" (debo corregirlo y pedirle que hable por usted, hay muchos españoles muy bien informados, esto generalmente no depende del lugar en el cual uno está, sino del interés, la curiosidad intelectual, la capacidad cognitiva y el uso /aprovechamiento correcto de los medios), pero ciertamente su conocimiento o desconocimiento de mi país no tiene relación ni vínculo con el conocimiento o desconocimiento que yo pueda tener del suyo. Son cosas independientes y separadas.

Respecto a lo mal que la están pasando sus conciudadanos y la forzada relación que aquello tendría con mi supuesta ironía, lo voy a dejar pasar para conservar el equilibrio entre sensatez y amabilidad que debe tener esta nueva comunicación que emprendo con usted (digo nueva porque supimos tener otras, que mejor no recordar, más aún si hablamos de ser considerados con lo mal que la pasan otros pueblos). También debo aclararle que no me interesan sus asuntos doméstico, estoy opinando de la política española, más precisamente del sistema electoral y los partidos (no es ironía, es necesidad del uso correcto de los términos).

El Postiguet escribió:
Yo me pateo las calles, hablo con amigos y conocidos y con gentes que me cruzo en una cafetería, en mi club deportivo o con los pescadores que faenan en el mismo. Con toda clase de personas y de todos las clases sociales, y como voluntario en una ONG de ayuda a los necesitados, imagine si sabré de cómo está la situación. Al menos estas informaciones directas me deben dar una visión más certera, por cercana, que pueda tener usted. Es lo que creo.

Indudablemente así es, usted tiene una visión más certera (porque es directa) respecto a la situación de la gente que se cruza en la cafetería, en su Club, o de los pescadores que allí se encuentran, siendo todos ellos de diversas clases sociales. También de los necesitados que ha podido asistir mediante esa ONG en la cual está.

Sin embargo no hablamos de eso (de modo que no es relevante que yo adquiera ese conocimiento que usted tiene, para este debate que estamos entablando)... hablamos básicamete de Podemos, y la amenaza que significa para la estabilidad del país, inclusive estabilidad en términos de posibles revueltas armadas.

El Postiguet escribió:
Y ahora le diré que una revolución, que es lo que yo decía si partía desde la ciudadanía, según el diccionario y en dos de sus principales acepciones, significa un cambio profundo, generalmente con violencia en las estructuras socioeconómicas y políticas de una nación, o bien el levantamiento o sublevación popular. La triste historia de España nos demuestra que cada vez que ha habido un intento, éste a sido sofocado con las bayonetas o bien ha conducido a otra rebelión o revolución cuartelera, y ya le recordé los 40 años del fascismo. Una Revolución Francesa, aquí se desconoce. Todo intento se ha ahogado.

El 15-M no fue, visto lo visto, una revolución, sino una manifestación, grande, enorme, a todas luces justa, de una parte de la ciudadanía perjudicada por las políticas neo liberales del PP y PSOE, este último cambiando su socialdemocracia al mismo neo liberalismo de los populares.

Pienso que no ha entendido lo que dije respecto al 15M, es importante que lo pueda comprender en el contexto de la época, de tal forma no posee componentes de sublevación violenta, pero sin embargo sí que significó un cambio profundo en la estructura política española (vuelvo a repetir que es una pena que la labor del gobierno y los medios de comunicación no le permitan hacer una lectura certera sobre los hechos).

Puedo darle como muestra de tal cambio profundo político, la crisis actual del sistema electoral español (el bipartidismo)... si usted piensa que hace 10 meses que no tienen un gobierno electo porque el PP y el PSOE son el cuco, debo decirle que se equivoca, no lo tienen porque en la escena irrumpió Podemos (que salió de las demandas del 15M). Que nadie lo convenza de lo contrario... ha llegado inclusive a generar la crisis del PSOE (vuelve a equivocarse si piensa que lo que está ocurriendo con el PSOE es porque ya desde el último tiempo de Zapatero el socialismo se tornó neoliberal, el quiebre ocurre ahora, de manera abrupta, casi con metodologías golpistas, porque el cambio en la estructura política suscita manotazos de ahogado para evitar que muera el agonizante bipartidismo).

Lo que generó el 15M fue un cambio profundo en la política española, que se está viendo ahora mismo, de un modo distinto como debería verse porque lamentablemente hay una gran resistencia en el establishment y también en parte de la sociedad (algunos por motivos ideológicos conservadores, otros por falta de una perspectiva profunda que le otorgue herramientas para cuestionar todo lo que los medios instalan, al punto tal, que todo lo que se puede decir de una organización política nueva, son ideas que remiten al pasado de España. Es asombroso ¿verdad?... qué mejor manera de fagocitar lo nuevo que invocando el pasado).

Revolución ciudadana que no sólo es la causal de la crisis del bipartidismo (lo cual ya es un cambio), sino también respecto a instancias formales de poder, no es casualidad (y nuevamente, no es producto de un agotamiento natural del PP y el PSOE) que sea Carmena la que está gobernando en Madrid, la capital.

El Postiguet escribió:
Mire usted, lo señores de Podemos, en su mayoría, son gentes preparadas en las Universidades, donde la teoría (que no la desdeño) es buena, pero hay otra cosa muy importante que es la práctica, y si bien ellos aún lo han practicado lo que proponen, que es sacado de manuales políticos, que miren allí en los sitios donde ideas de ese calado se instalaron, pocas veces democráticamente, y el resultado tan negativo conseguido es como para hacérselo pensar.

Ciertamente habría que prestar más atención a lo que ocurre en su país (ignoro si usted vive en Madrid, pero no hace falta hacerlo para analizar en profundidad lo que le estoy planteando), y de tal forma sabrá que las propuestas de Podemos no son sólo teoría sin practica, de manera que sigo sin comprender de qué aventura habla, de qué falta de moderación, de qué "sitios donde ideas de ese calado se instalaron, pocas veces democráticamente" (le recomiendo que, teniendo usted Internet como tengo yo, lea las propuestas), si puede mirar hacia Madrid y evaluar (por el contrario no le voy a pedir que me precise a qué sitios se refiere donde ideas de ese calado se instalaron, porque ya me dijo usted que desconoce lo que ocurre en otras regiones del mundo).

El Postiguet escribió:
El señor Pablo Iglesias, el de ahora, me parece un revolucionario marxista, digan los "puntos" del programa de Podemos lo que diga, y, al menos, para ser creído aunque luego nos engañe (¡nos han engañado tantos!) debería rebajar ese su tono de arenga cuartelera.

Le vuelvo a repetir lo que le solicité en mi comentario anterior (y que es básicamente el centro del debate o el diálogo que estábamos teniendo): "Si pudiera usted ser más preciso y decirme en qué puntos delicados no se expresan con claridad o se callan, se lo agradecería, así también me hago una idea de qué conoce usted de las propuestas de Podemos.". Comprenderá que no puedo darme por respondida con este párrafo que escribe, espero mayor detalle de su parte, que vive allí, y seguramente debe tener un conocimiento y argumentos más precisos que yo, respecto a lo que le estoy preguntando (que insisto, lo ignoro de verdad).

El Postiguet escribió:
En fin, no quiero cansarla más. Si ha tenido la paciencia de leer hasta aquí, muchas gracias; tiempo habrá para ir desarrollando mis ideas, y discúlpeme si en unas cuantas líneas he pretendido hablar de tantas cosas, soy hombre muy nervioso y a veces, erróneamente, quiero dejarlo todo aclarado en un mismo escrito.

No es molestia, si no he citado gran parte de su escrito es porque leo con atención sus ideas, pero aquello que no tiene que ver con el tema que estamos debatiendo no lo respondo para que no se pierda el hilo de la conversación.

Saludos.


 
Que usted es de nacionalidad argentina, lo creo, aunque como comprenderá yo no lo podría demostrar, pero si usted así lo atestigua, y en sus múltiples bromas con Anti lo aseguran, no tengo por qué dudar. Pero lo que ignoro es si usted escribe desde allí, o desde cualquier otra parte que no sea España, y, siendo así, probablemente lo que le llegue, le llegue desfigurado, como a mí me pueden llegar las noticias de su tierra.
 
Ha llegado un momento mi vida que hay muchas cosas de otros hombres que las pongo en cuarentena. Especialmente si son políticos, ya que entre ellos, la nobleza de la palabra dada y sellada con un apretón de manos, no existe. Cambian de discurso como veleta de torre parroquial, y mienten con un descaro apabullante. En vez de ser el noble trabajo de la política como la entrega de uno al servicio de los demás, hoy parece más el oficio del mentiroso, del rufián, del truhán y del arribista y vividor. ¿Qué no lo son todos?, de acuerdo, pero ante el gran número que sí lo son, espero me vayan demostrando su honradez día a día.
 
Un amigo mío, que ya no está entre los vivos, me dijo en cierta ocasión refiriéndose a los socialistas abierta la puerta la llamada “transición”: “Estos de la pana, tan pronto sepan lo que es una mariscada y un Vega Sicilia, se harán más de la derecha que yo”, y le diré a usted que pertenecía a Fuerza Nueva. Visto lo visto, ¡qué razón tenía!
 
Como amante de la Democracia, más que de los partidos políticos, nunca he faltado a la llamada de la urna, y jamás faltaré mientras tenga vida. Una vez voté a González, pero más tarde al verle subir al Azor, el yate del déspota y asesino Franco, me dije que nunca más le votaría, como así fue. Lo de la OTAN, no gustándome, y menos por mentir, lo entendí porque estar en Europa, cosa que era imprescindible y bajo mi punto de vista completamente necesaria, había que entrar con todas sus consecuencias, pero lo del yate me demostró lo que al final, tras los años, todo el mundo de él conoce: un derechista, capaz de usar la cal viva y organizar el terrorismo de Estado que todos sabemos. Yo no entiendo la izquierda así.
 
Esto, y otras tantas cosas, me hacen meditar en las cosas pequeñas y grandes de aquellos a quienes puedo darle mi voto, mi confianza, y Pablo Iglesias y alguno más de ese partido, por ejemplo Monedero, me ofrecen una desconfianza muy grande. Y le diré una cosa que en los foros nunca creo haber confesado: voté a Podemos en las últimas elecciones. Lo creí necesario para remover la cimentación de esta “seudodemocracia” que tenemos, y que a los viejos partidos, PP y PSOE, que son la “modernización” del viejo Movimiento Nacional Sindicalista, les entrara miedo e intentarán hacerse un gran lavado y un no menos gran centrifugado. Vea usted como, ante un cambio grande y necesario al que temen, se unen en franca camaradería, haciendo guardia sobre los luceros, como cuando el yugo y las flechas ofendían a España. La rosa y las gaviotas, solo han sido una postal.
 
Pero les voté a Podemos consciente de que no iban a conseguir gobernar por sí mismos, no los creo aún preparados, pero sí para marcar una línea de limpieza, de verdadera democracia, de orden político y del bien hacer mirando a los más débiles que el neo capitalismo del PPSOE han abandonado, y esto debiera hacerse desde el lugar donde las voces de los ciudadanos deben oírse con contundencia y claridad: el Parlamento, no desde las algaradas callejeras. Y no dejarles pasar al PPSOE ni una, ni la más mínima, y con la esperanza de que esta vez, no la chaqueta de pana, sino los pantalones tejanos, coletas y rastras, no cambien sus propuestas por un Vega Sicilia, una mariscada o la promesa de un puesto muy bien remunerado por el Ibex35. El “plato de lentejas” o puertas giratorias de estos últimos años. No espero de Iglesias que viva siempre en Vallecas, pero sí que no se cambia al barrio de Salamanca.
 
La situación de España, o sea de millones de españoles, requieren políticos que en el Parlamento saquen los colores a quienes gobiernan si siguen sumisos al capitalismo más deshumanizado, pero organizando Huelgas Generales, manifestaciones callejeras frente al Parlamento, no es la forma ni el momento más propicio. Toda violencia genera más violencia, y si estos muchachos de Podemos no se quitan la vena universitaria, donde la algarada es cosa diaria en los campus, y se dan cuenta de que han sido elegidos para ejercer con rotundidad el noble oficio de la política desde la limpieza y claridad y en el sitio adecuado, créame que ese voto que les di en principio, como a aquellos de la pana, ya nunca lo tendrán.
 
Quiero ver resultados de su saber hacer, no arengas cuasi militares como si estuviésemos en los años 30. Como puede usted sacar en conclusión, si lo medita, un hombre con los 80 años ya sobre la espalda como servidor, tiene ideas más progresistas que los que se denominan así y piensan como se pensaba hace un siglo. Yo deseo vivir lo que me quede de vida en un país europeo del siglo XXI, no volver a la España de los años 30; esto no me entusiasma.
 
Saludos cordiales,
 
El P©stiguet

Hola Señor Postiguet, vamos a dejar de una vez el temita de la geolocalización, no sólo porque no es la primera vez que nos cruzamos en el Foro (somos pocos y nos conocemos mucho), sino porque, aunque así no fuera, es francamente irrelevante y por ende innecesario preguntar desde dónde escribe la persona con la cual va a debatir de política.

Respecto a todo lo demás que me cuenta, yo también tendré que hacer un ejercicio de confianza y creer que usted tiene 80 años, de modo que, déjeme confesarle que me resulta sumamente extraña su manera de concebir la política, más aún si a lo ya vivido, le sumo sus anhelos o pretensiones respecto a cómo debería ser la vida política y democrática en España. Me habla usted de hombres, evalúa inclusive acciones privadas (si se sube a un yate, si tiene coleta, si las barricadas universitarias, si las chaquetas de pana o los pantalones tejanos etc), usted me habla de "las cosas pequeñas y grandes de aquellos a quienes puedo darle mi voto, mi confianza", esperando, pero a la vez asumiendo, que "la nobleza de la palabra dada y sellada con un apretón de manos" no existe entre políticos. Todo aquello suena muy poético pero también obedece a una perspectiva caciquil de la política, si lo quiere en términos más europeos, personalista (el hombre por sobre el partido, y el partido por sobre el proyecto).

Particularmente no tengo manera de analizar las cosas de esa forma, y aunque le he solicitado (esta sería la tercera vez si quisiera insistir) que me precisara usted cuáles son esas cosas importantes en las cuales Podemos calla o no es claro, voy a darme por respondida, lo que usted está analizando (y a lo cual le otorga importancia) no es el proyecto que alberga Podemos (las propuestas que le generan desconfianza, en especial aquellas donde callan y no son claros, que me hubiera encantado saber cuáles son), usted analiza a la persona de Pablo Iglesias, Monedero, y "algunos más"... inclusive con poca precisión, pero entiendo, en resumidas cuentas no le gusta el tipo (y no le gusta en función de lo que usted considera que debería ser un político europeo). Punto, no hay mucho más. Desde luego está en su derecho de votar según lo que crea relevante.

Tampoco lo cuestiono, ayer escuchando el debate de investidura de Rajoy, me llamó poderosamente la atención, cuánto hubo en su discurso dedicado a la "imagen" de España hacia el exterior... no aquella referida al ámbito económico (la confianza para captar inversiones), sino la imagen en sí misma, en el sentido de cómo es visto España si hacen tal o cual cosa (por ejemplo, si van a terceras elecciones)... me recordó a mi abuela que, frente a cuestiones determinadas decía "qué van a pensar los vecinos?". Y digo que me llamó la atención porque no encuentro ese ingrediente en otros países (ni siquiera en EEUU, donde naturalmente saben que el mundo los observa y espera determinadas cosas, por ser la potencia mundial que luego ejercerá su injerencia en otros sitios).

Pero yo no estoy teniendo este debate para que usted vote una cosa u otra, es un tema que no me compete (cómo y por qué vota usted lo que vota)... yo intento hablar de política. El proyecto que alberga Podemos, es necesario conocerlo (no sólo leyendo las propuestas, que es algo que pocos hacen), sino escuchando sus intervenciones y los fundamentos de sus acciones. El trabajo parlamentario hace rato que lo vienen haciendo, tal vez es uno de los mejores ámbitos para desarrollar un trayecto y un currículum.... si es usted alguien atento, puede observar qué votan y qué no votan los parlamentarios de los partidos, para que llegado el momento de unas elecciones ejecutivas, pueda evaluar su coherencia (o incoherencia) política. Vuelvo a insistir, es sencillo, no es ni una aventura ni una ciencia.

Luego, si la labor y trayectoria parlamentaria -y en los cargos ejecutivos municipales- le parecen coherentes, pero aún así su cuota de desconfianza sigue supeditada a los detalles del hombre o los hombres visibles del partido, hay un elemento de análisis que se puede tener en cuenta, que ayuda a mermar la incertidumbre, y es observar las dinámicas del partido... si estas son transparentes, modernas, democráticas, aportan mayores garantías de control y recambio, en caso de que los hombres se tornen mutantes (más aún si la mutación lo convierte en un déspota stalinista o en un neoliberal).

Entiendo que este modo de analizar las cosas es mucho más costoso que el otro, el que simplemente requiere del olfato con el cual nos movemos para interactuar con el vecino o cualquier conciudadano en diversas actividades... el tipo de confianza es otra (porque el tipo de interés es otro, no ya personal, sino social y general) no ya subjetiva, afectiva o comercial, sino política. Pero también es preciso considerar que lo nuevo, en la arena política, no merece ser evaluado a la ligera.

Hay muchos argumentos políticos por los cuales alguien puede no querer a Podemos en el poder ejecutivo (y que Podemos pase a significar Podemos pero no para tanto ), y le aseguro que ninguno de esos argumentos los he podido leer en este Foro (esperaba leerlos debatiendo con usted, debo confesarlo). Inclusive le diría que no sólo podría comprender esos argumentos, sino que hasta los aceptaría, porque España está en una Unión Europea, y no es Finlandia, con sus soberanías intactas (casi aldeana). Ninguno de esos argumentos tienen que ver con el contexto de los años 30's en España, ni siquiera con los 70's.

El contexto es tan distinto que podría comprender que muchos tengan reticencias a ser la locomotora del cambio en Europa (para eso hace falta confianza en sí mismos), cambio que se va a dar tarde o temprano, y que marcará la hora en que algo nuevo se torna necesario (alcanza con emerger para que la novedad acontezca, pero es necesaria la emergencia para que lo nuevo genere un cambio)... en España aún no existe tal emergencia, parece ser...

No es Podemos el problema, el problema es el momento... de modo que, visto y considerando lo que va a ocurrir en los próximos días (la confirmación de la alianza PP/PSOE), lamento decirle que deberá esperar 4 años más para ver si podrá vivir en un país europeo del siglo XXI.

Saludos.



Mire, Pur, yo no tengo ningún problema en debatir con usted, o quien sea, sobre “Podemos”, que es, al parecer, lo que usted pretende, pero debo decirle antes de meternos en harina unas cuantas cosas.
 
Yo no intentaré, jamás, pretender convencerla a usted ni a nadie de mis motivos y creencias personales, las cuales baso en mi experiencia al ser experiencia personal, o sobre mis gustos, que lo son tanto y algunos otros detalles que mido con mi vara de medir. Esto también lo concedo a los demás.
 
Al margen de decirle que yo voté a Podemos, y el motivo ya se lo expuse, creo que usted no les ha votado,  como no sé si lo haría si pudiese.  Mis motivos son míos y,  además, intransferibles, como los suyos.
 
Suelo ser persona que se fija en los pequeños detalles, y de ellos saco mis conclusiones. Mi ciudad, Alacant, es una ciudad pequeña, cerca de 350.000 habitantes, y casi nos conocemos todos. “Podemos”, a nivel municipal, es un desbarajuste, no se aclaran, no se entienden, y hay entre ellos una lucha navajera para ver quién se coloca el primero; créame, es lo último que espero de un político que lo sea de verdad. Y son recién salidos de la Universidad, que no han dado un palo al agua y que, esta es mi opinión, lo que pretenden es amarrar el sueldo mensual que en la Empresa privada no alcanzarían.
 
Otro detalle más, una multinacional que pretende instalarse aquí, con la creación de unos 1.000 puestos de trabajo, por revanchas entre ellos, se le está dando tantas largas que muy probablemente desista de su instalación. ¿Sabe usted lo que el ciudadano considera como más necesario en estos momentos? Supongo que lo intuirá: el trabajo, y estos locos poniendo trabas…
 
Pero no me quedaré aquí, ya habrá tiempo de hablar con más profundidad de “Podemos” como partido, pero le diré, como experiencia, que he vivido muchos años en Alemania, y por mi trabajo pude conocer en muchas ocasiones la Alemania comunista. La diferencia entre una y otra zona, al margen de la situación económica que era como la noche y el día, la falta de libertad y el control de los ciudadanos por el Estado era lo que me repugnaba. Y me repugnaba porque salí de España, la España de Franco y la Falange, tras un tiempo encarcelado por mis ideas de izquierda, comprobando que en ambas partes había una dictadura férrea, que, además, en la Alemania comunista se eliminaba la libertad individual y colectiva dando todo protagonismo al Partido, como garante del Estado.
 
Le aconsejo a usted se lea los 27 puntos de Falange, un partido político de corte fascista y compruebe que en mucho coincide con el Comunismo, sobre todo en ser el Estado, y por consiguiente el Partido que lo sustenta, el organizador de la vida y el trabajo de los ciudadanos, y hasta de la moral. Para un hombre, de izquierdas, pero con un sentido de la libertad individual y colectiva extraordinaria, los tics fascistoides de la derecha o la izquierda me repatean.
 
Y un detalle más, el día 1 de abril de 1939, sin juicio de ningún tipo, el abuelo paterno de quien le responde, sin ser de izquierdas, pues era lo que hoy llamaríamos centrista, fue fusilado por los falangistas. Sin embargo tuve la gran suerte de ser educado en valores y sin odio, pues este detalle del fusilamiento me fue dado a conocer cuando cumplí la mayoría de edad, de manera que pude crecer alejado de odios y rencores.
 
Dicho lo anterior para que pueda formarse una idea sobre mi persona, pasamos si lo desea a por qué, aun votándole, no quiero que “Podemos”, pese a los momentos críticos en varios órdenes que vivimos en España, o quizás por ello mismo, determinados líderes de esta formación, “toquen poder”. Noto en ellos un odio enorme, pese a su juventud, que me recuerda a tiempos pasados, al margen, por supuesto, de lo que he conocido in situ del proceder del comunismo. Cuando quiera le explico esto con más detenimiento.
 
Cuando Pablo Iglesias hizo la propuesta pública al PSOE, exigiendo la Vicepresidencia del Gobierno, que no lo vi muy mal pero sí en las formas de exigirlo, el que pidiera también el control del CIS, del BOE, el CNI y otros departamentos más propios del Estado que del Gobierno, me olió a chamusquina. Y le explicaré brevemente, porque esta respuesta se hace hoy muy larga.
 
El problema de España actualmente es la falta de trabajo y el injusto reparto de la riqueza. Un político de izquierdas debiera haber exigido, a mi juicio, el Ministerio de Hacienda antes que el de Gobernación, como el de Economía, y desde allí hacer la labor de fomentar el trabajo, ajustar los impuestos para que pague más el que más gana y el que más tiene. Intentar que determinados artículos no lleven el IVA, pongamos los más elementales como alimentación, y que los impuestos de los trabajadores fueran inferiores a los que hoy gravan y mayor a las grandes fortunas y Empresas del Ibex35 y similares. Pero Iglesias eligió el CIS, donde no se crea riqueza, no se distribuye, y sí hay un control de los ciudadanos. ¿Sabe lo que me dije ese día?: lagarto, lagarto…
 
Si quiere seguimos, hoy me he pasado algo en el tiempo. Saludos.
 
El P©stiguet
Volver arriba Ir abajo
Nolocreo
V.I.P.


Mensajes : 8330

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Vie Oct 28, 2016 7:44 am

Yo desconocía toda esta información sobre Podemos y le doy crédito porque en realidad no viene más que a confirmar la actitud de Podemos en muchos aspectos de sus actuaciones por todos conocidas como por ejemplo su creciente radicalización y la agresividad de su líder Pablo Iglesias en sus últimos discursos más propios del país en que se formó..
Volver arriba Ir abajo
Pur
V.I.P.
avatar

Mensajes : 39636
Localización : remota

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Vie Oct 28, 2016 3:58 pm

El Postiguet escribió:
Pur escribió:


Hola Señor Postiguet, vamos a dejar de una vez el temita de la geolocalización, no sólo porque no es la primera vez que nos cruzamos en el Foro (somos pocos y nos conocemos mucho), sino porque, aunque así no fuera, es francamente irrelevante y por ende innecesario preguntar desde dónde escribe la persona con la cual va a debatir de política.

Respecto a todo lo demás que me cuenta, yo también tendré que hacer un ejercicio de confianza y creer que usted tiene 80 años, de modo que, déjeme confesarle que me resulta sumamente extraña su manera de concebir la política, más aún si a lo ya vivido, le sumo sus anhelos o pretensiones respecto a cómo debería ser la vida política y democrática en España. Me habla usted de hombres, evalúa inclusive acciones privadas (si se sube a un yate, si tiene coleta, si las barricadas universitarias, si las chaquetas de pana o los pantalones tejanos etc), usted me habla de "las cosas pequeñas y grandes de aquellos a quienes puedo darle mi voto, mi confianza", esperando, pero a la vez asumiendo, que "la nobleza de la palabra dada y sellada con un apretón de manos" no existe entre políticos. Todo aquello suena muy poético pero también obedece a una perspectiva caciquil de la política, si lo quiere en términos más europeos, personalista (el hombre por sobre el partido, y el partido por sobre el proyecto).

Particularmente no tengo manera de analizar las cosas de esa forma, y aunque le he solicitado (esta sería la tercera vez si quisiera insistir) que me precisara usted cuáles son esas cosas importantes en las cuales Podemos calla o no es claro, voy a darme por respondida, lo que usted está analizando (y a lo cual le otorga importancia) no es el proyecto que alberga Podemos (las propuestas que le generan desconfianza, en especial aquellas donde callan y no son claros, que me hubiera encantado saber cuáles son), usted analiza a la persona de Pablo Iglesias, Monedero, y "algunos más"... inclusive con poca precisión, pero entiendo, en resumidas cuentas no le gusta el tipo (y no le gusta en función de lo que usted considera que debería ser un político europeo). Punto, no hay mucho más. Desde luego está en su derecho de votar según lo que crea relevante.

Tampoco lo cuestiono, ayer escuchando el debate de investidura de Rajoy, me llamó poderosamente la atención, cuánto hubo en su discurso dedicado a la "imagen" de España hacia el exterior... no aquella referida al ámbito económico (la confianza para captar inversiones), sino la imagen en sí misma, en el sentido de cómo es visto España si hacen tal o cual cosa (por ejemplo, si van a terceras elecciones)... me recordó a mi abuela que, frente a cuestiones determinadas decía "qué van a pensar los vecinos?". Y digo que me llamó la atención porque no encuentro ese ingrediente en otros países (ni siquiera en EEUU, donde naturalmente saben que el mundo los observa y espera determinadas cosas, por ser la potencia mundial que luego ejercerá su injerencia en otros sitios).

Pero yo no estoy teniendo este debate para que usted vote una cosa u otra, es un tema que no me compete (cómo y por qué vota usted lo que vota)... yo intento hablar de política. El proyecto que alberga Podemos, es necesario conocerlo (no sólo leyendo las propuestas, que es algo que pocos hacen), sino escuchando sus intervenciones y los fundamentos de sus acciones. El trabajo parlamentario hace rato que lo vienen haciendo, tal vez es uno de los mejores ámbitos para desarrollar un trayecto y un currículum.... si es usted alguien atento, puede observar qué votan y qué no votan los parlamentarios de los partidos, para que llegado el momento de unas elecciones ejecutivas, pueda evaluar su coherencia (o incoherencia) política. Vuelvo a insistir, es sencillo, no es ni una aventura ni una ciencia.

Luego, si la labor y trayectoria parlamentaria -y en los cargos ejecutivos municipales- le parecen coherentes, pero aún así su cuota de desconfianza sigue supeditada a los detalles del hombre o los hombres visibles del partido, hay un elemento de análisis que se puede tener en cuenta, que ayuda a mermar la incertidumbre, y es observar las dinámicas del partido... si estas son transparentes, modernas, democráticas, aportan mayores garantías de control y recambio, en caso de que los hombres se tornen mutantes (más aún si la mutación lo convierte en un déspota stalinista o en un neoliberal).

Entiendo que este modo de analizar las cosas es mucho más costoso que el otro, el que simplemente requiere del olfato con el cual nos movemos para interactuar con el vecino o cualquier conciudadano en diversas actividades... el tipo de confianza es otra (porque el tipo de interés es otro, no ya personal, sino social y general) no ya subjetiva, afectiva o comercial, sino política. Pero también es preciso considerar que lo nuevo, en la arena política, no merece ser evaluado a la ligera.

Hay muchos argumentos políticos por los cuales alguien puede no querer a Podemos en el poder ejecutivo (y que Podemos pase a significar Podemos pero no para tanto ), y le aseguro que ninguno de esos argumentos los he podido leer en este Foro (esperaba leerlos debatiendo con usted, debo confesarlo). Inclusive le diría que no sólo podría comprender esos argumentos, sino que hasta los aceptaría, porque España está en una Unión Europea, y no es Finlandia, con sus soberanías intactas (casi aldeana). Ninguno de esos argumentos tienen que ver con el contexto de los años 30's en España, ni siquiera con los 70's.

El contexto es tan distinto que podría comprender que muchos tengan reticencias a ser la locomotora del cambio en Europa (para eso hace falta confianza en sí mismos), cambio que se va a dar tarde o temprano, y que marcará la hora en que algo nuevo se torna necesario (alcanza con emerger para que la novedad acontezca, pero es necesaria la emergencia para que lo nuevo genere un cambio)... en España aún no existe tal emergencia, parece ser...

No es Podemos el problema, el problema es el momento... de modo que, visto y considerando lo que va a ocurrir en los próximos días (la confirmación de la alianza PP/PSOE), lamento decirle que deberá esperar 4 años más para ver si podrá vivir en un país europeo del siglo XXI.

Saludos.


 
Mire, Pur, yo no tengo ningún problema en debatir con usted, o quien sea, sobre “Podemos”, que es, al parecer, lo que usted pretende, pero debo decirle antes de meternos en harina unas cuantas cosas.
 
Yo no intentaré, jamás, pretender convencerla a usted ni a nadie de mis motivos y creencias personales, las cuales baso en mi experiencia al ser experiencia personal, o sobre mis gustos, que lo son tanto y algunos otros detalles que mido con mi vara de medir. Esto también lo concedo a los demás.
 
Al margen de decirle que yo voté a Podemos, y el motivo ya se lo expuse, creo que usted no les ha votado,  como no sé si lo haría si pudiese.  Mis motivos son míos y,  además, intransferibles, como los suyos.
 
Suelo ser persona que se fija en los pequeños detalles, y de ellos saco mis conclusiones. Mi ciudad, Alacant, es una ciudad pequeña, cerca de 350.000 habitantes, y casi nos conocemos todos. “Podemos”, a nivel municipal, es un desbarajuste, no se aclaran, no se entienden, y hay entre ellos una lucha navajera para ver quién se coloca el primero; créame, es lo último que espero de un político que lo sea de verdad. Y son recién salidos de la Universidad, que no han dado un palo al agua y que, esta es mi opinión, lo que pretenden es amarrar el sueldo mensual que en la Empresa privada no alcanzarían.
 
Otro detalle más, una multinacional que pretende instalarse aquí, con la creación de unos 1.000 puestos de trabajo, por revanchas entre ellos, se le está dando tantas largas que muy probablemente desista de su instalación. ¿Sabe usted lo que el ciudadano considera como más necesario en estos momentos? Supongo que lo intuirá: el trabajo, y estos locos poniendo trabas…
 
Pero no me quedaré aquí, ya habrá tiempo de hablar con más profundidad de “Podemos” como partido, pero le diré, como experiencia, que he vivido muchos años en Alemania, y por mi trabajo pude conocer en muchas ocasiones la Alemania comunista. La diferencia entre una y otra zona, al margen de la situación económica que era como la noche y el día, la falta de libertad y el control de los ciudadanos por el Estado era lo que me repugnaba. Y me repugnaba porque salí de España, la España de Franco y la Falange, tras un tiempo encarcelado por mis ideas de izquierda, comprobando que en ambas partes había una dictadura férrea, que, además, en la Alemania comunista se eliminaba la libertad individual y colectiva dando todo protagonismo al Partido, como garante del Estado.
 
Le aconsejo a usted se lea los 27 puntos de Falange, un partido político de corte fascista y compruebe que en mucho coincide con el Comunismo, sobre todo en ser el Estado, y por consiguiente el Partido que lo sustenta, el organizador de la vida y el trabajo de los ciudadanos, y hasta de la moral. Para un hombre, de izquierdas, pero con un sentido de la libertad individual y colectiva extraordinaria, los tics fascistoides de la derecha o la izquierda me repatean.
 
Y un detalle más, el día 1 de abril de 1939, sin juicio de ningún tipo, el abuelo paterno de quien le responde, sin ser de izquierdas, pues era lo que hoy llamaríamos centrista, fue fusilado por los falangistas. Sin embargo tuve la gran suerte de ser educado en valores y sin odio, pues este detalle del fusilamiento me fue dado a conocer cuando cumplí la mayoría de edad, de manera que pude crecer alejado de odios y rencores.
 
Dicho lo anterior para que pueda formarse una idea sobre mi persona, pasamos si lo desea a por qué, aun votándole, no quiero que “Podemos”, pese a los momentos críticos en varios órdenes que vivimos en España, o quizás por ello mismo, determinados líderes de esta formación, “toquen poder”. Noto en ellos un odio enorme, pese a su juventud, que me recuerda a tiempos pasados, al margen, por supuesto, de lo que he conocido in situ del proceder del comunismo. Cuando quiera le explico esto con más detenimiento.
 
Cuando Pablo Iglesias hizo la propuesta pública al PSOE, exigiendo la Vicepresidencia del Gobierno, que no lo vi muy mal pero sí en las formas de exigirlo, el que pidiera también el control del CIS, del BOE, el CNI y otros departamentos más propios del Estado que del Gobierno, me olió a chamusquina. Y le explicaré brevemente, porque esta respuesta se hace hoy muy larga.
 
El problema de España actualmente es la falta de trabajo y el injusto reparto de la riqueza. Un político de izquierdas debiera haber exigido, a mi juicio, el Ministerio de Hacienda antes que el de Gobernación, como el de Economía, y desde allí hacer la labor de fomentar el trabajo, ajustar los impuestos para que pague más el que más gana y el que más tiene. Intentar que determinados artículos no lleven el IVA, pongamos los más elementales como alimentación, y que los impuestos de los trabajadores fueran inferiores a los que hoy gravan y mayor a las grandes fortunas y Empresas del Ibex35 y similares. Pero Iglesias eligió el CIS, donde no se crea riqueza, no se distribuye, y sí hay un control de los ciudadanos. ¿Sabe lo que me dije ese día?: lagarto, lagarto…
 
Si quiere seguimos, hoy me he pasado algo en el tiempo. Saludos.
 
El P©stiguet


Hola señor Postiguet, este comentario me ha resultado más esclarecedor, porque no es que yo pretenda debatir sobre Podemos, sino que he intentado no perder, en el hilo de la conversación, lo que le dio origen... que si usted observa, fueron mis preguntas respecto a un comentario suyo sobre los extremismos de Podemos, las cosas que callan etc. Sucede que ambos somos de oratoria prolongada jajaja, pero era sólo eso lo que le estaba pidiendo que precisara, para comprender la totalidad de su análisis inicial. Tampoco, como ya le dije, pretendo que me justifique su voto. Intento hablar de política desde los argumentos.

En este último comentario usted me otorga esos argumentos que yo requería (vuelvo a repetir por tercera vez, que lo que le pregunté lo ignoro de verdad, y ya le dije que tengo mis limitaciones al respecto). Ahora sí puedo decir que por primera vez alguien establece una crítica fundada sobre Podemos. No sólo lo está haciendo de primera mano respecto al accionar en una función ejecutiva, sino que también me ha mencionado una razón que es del tipo de argumentos que le dije en mi comentario previo que podía llegar a comprender y aceptar (coincidir), como el caso de los Ministerios que intentó negociar Podemos en la investidura fallida de Sánchez (yo también observé lo mismo que usted, e inclusive hice un comentario en el Foro al respecto poniéndolo en tela de juicio).

Gracias por el aporte para despejar mis dudas, desde luego me interesaría leer más si tiene más para contar.

Sí me gustaría preguntarle, habiendo leído ya esto, y sus reiteradas referencias a épocas pasadas de España (tanto respecto del fascismo como del comunismo del siglo pasado), si en verdad cree, con total objetividad, que un escenario similar se podría desarrollar por la llegada de Podemos al ejecutivo. ¿No cree que el contexto actual puede acarrear problemáticas distintas? (ninguna de índole armada), y en tal caso ¿cuál cree que pueden ser esos problemas?. Un caso Syriza? (entendiendo por este caso, la forma en que los poderes que gobiernan la zona euro, limitan la capacidad de acción de los gobiernos)... ¿o esto no sería factible porque España no está en una posición tan vulnerable y podría tener cierto margen de maniobra como lo tienen países como Francia, Alemania y el mismo Inglaterra?.

Nuevamente mi pregunta es genuina, más que nada para contrastar las visiones, no porque esté lejos, sino porque la que tengo, respecto a la dinámica política de la sociedad española (incluye naturalmente las prácticas políticas de ciudadanos y de las Institucionales) tal vez esté sobre estimada... particularmente (como se lo dije en otro comentario), no veo que exista inmadurez en el recorrido democrático (único ingrediente indispensable, a mi juicio, para que se puedan generar instancias violentas -más aún, armadas- de desestabilización).

Saludos.

Volver arriba Ir abajo
El Postiguet
Maestro/a
avatar

Mensajes : 3255

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Vie Oct 28, 2016 8:59 pm

Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Usted sabe, perfectamente, que mi pregunta iba en el sentido desde qué lugar escribía, no sobre el medio que utilizaba, pero su ironía la acepto como cosa suya, no sé si habitual, mas creo que innecesaria en un tema por el cual, muchos conciudadanos míos, lo están pasando muy mal, como consecuencia del mal gobernar del PP y PSOE.

Y le hice la pregunta porque creo que usted escribe desde Sudamérica, y cuando en la misma España desconocemos los problemas de unas regiones o naciones del mismo Estado por los de otros lugares, pretender conocer usted nuestros problemas caseros desde miles de kilómetros me parece aventurado. Y ojo, no es que le quite el derecho de opinar —¡faltaría más!— sino que creo que no conoce el tema en profundidad.

Lo que noto que usted no sabe es por qué respondí como respondí, no fue una ironía, sino la respuesta correcta para que usted pudiera entender cuáles son los medios que yo poseo para informarme acerca de las propuestas de Podemos (de eso hablábamos cuando me preguntó... porque lo que es la "realidad" española, ya me dijo que coincidía con mi visión de ella... y eso que estoy a miles de kilómetros).

Irónico es que usted me pregunte desde dónde escribo, sabiendo (como lo indica en este comentario) que estoy en Sudamérica (Argentina mas precisamente), de modo que no es irónico, sino lógico, que no vea necesario responder lo que ya sabe, y por el contrario le otorgue un detalle más exhaustivo respecto a cuales son los medios por los cuales me informo (que es lo que hice).

Por otro lado, me está diciendo que usted desconoce lo que pasa aquí (y supongo en otras parte del mundo que no sea España), me lo dice hablando en nombre de "los españoles" (debo corregirlo y pedirle que hable por usted, hay muchos españoles muy bien informados, esto generalmente no depende del lugar en el cual uno está, sino del interés, la curiosidad intelectual, la capacidad cognitiva y el uso /aprovechamiento correcto de los medios), pero ciertamente su conocimiento o desconocimiento de mi país no tiene relación ni vínculo con el conocimiento o desconocimiento que yo pueda tener del suyo. Son cosas independientes y separadas.

Respecto a lo mal que la están pasando sus conciudadanos y la forzada relación que aquello tendría con mi supuesta ironía, lo voy a dejar pasar para conservar el equilibrio entre sensatez y amabilidad que debe tener esta nueva comunicación que emprendo con usted (digo nueva porque supimos tener otras, que mejor no recordar, más aún si hablamos de ser considerados con lo mal que la pasan otros pueblos). También debo aclararle que no me interesan sus asuntos doméstico, estoy opinando de la política española, más precisamente del sistema electoral y los partidos (no es ironía, es necesidad del uso correcto de los términos).

El Postiguet escribió:
Yo me pateo las calles, hablo con amigos y conocidos y con gentes que me cruzo en una cafetería, en mi club deportivo o con los pescadores que faenan en el mismo. Con toda clase de personas y de todos las clases sociales, y como voluntario en una ONG de ayuda a los necesitados, imagine si sabré de cómo está la situación. Al menos estas informaciones directas me deben dar una visión más certera, por cercana, que pueda tener usted. Es lo que creo.

Indudablemente así es, usted tiene una visión más certera (porque es directa) respecto a la situación de la gente que se cruza en la cafetería, en su Club, o de los pescadores que allí se encuentran, siendo todos ellos de diversas clases sociales. También de los necesitados que ha podido asistir mediante esa ONG en la cual está.

Sin embargo no hablamos de eso (de modo que no es relevante que yo adquiera ese conocimiento que usted tiene, para este debate que estamos entablando)... hablamos básicamete de Podemos, y la amenaza que significa para la estabilidad del país, inclusive estabilidad en términos de posibles revueltas armadas.

El Postiguet escribió:
Y ahora le diré que una revolución, que es lo que yo decía si partía desde la ciudadanía, según el diccionario y en dos de sus principales acepciones, significa un cambio profundo, generalmente con violencia en las estructuras socioeconómicas y políticas de una nación, o bien el levantamiento o sublevación popular. La triste historia de España nos demuestra que cada vez que ha habido un intento, éste a sido sofocado con las bayonetas o bien ha conducido a otra rebelión o revolución cuartelera, y ya le recordé los 40 años del fascismo. Una Revolución Francesa, aquí se desconoce. Todo intento se ha ahogado.

El 15-M no fue, visto lo visto, una revolución, sino una manifestación, grande, enorme, a todas luces justa, de una parte de la ciudadanía perjudicada por las políticas neo liberales del PP y PSOE, este último cambiando su socialdemocracia al mismo neo liberalismo de los populares.

Pienso que no ha entendido lo que dije respecto al 15M, es importante que lo pueda comprender en el contexto de la época, de tal forma no posee componentes de sublevación violenta, pero sin embargo sí que significó un cambio profundo en la estructura política española (vuelvo a repetir que es una pena que la labor del gobierno y los medios de comunicación no le permitan hacer una lectura certera sobre los hechos).

Puedo darle como muestra de tal cambio profundo político, la crisis actual del sistema electoral español (el bipartidismo)... si usted piensa que hace 10 meses que no tienen un gobierno electo porque el PP y el PSOE son el cuco, debo decirle que se equivoca, no lo tienen porque en la escena irrumpió Podemos (que salió de las demandas del 15M). Que nadie lo convenza de lo contrario... ha llegado inclusive a generar la crisis del PSOE (vuelve a equivocarse si piensa que lo que está ocurriendo con el PSOE es porque ya desde el último tiempo de Zapatero el socialismo se tornó neoliberal, el quiebre ocurre ahora, de manera abrupta, casi con metodologías golpistas, porque el cambio en la estructura política suscita manotazos de ahogado para evitar que muera el agonizante bipartidismo).

Lo que generó el 15M fue un cambio profundo en la política española, que se está viendo ahora mismo, de un modo distinto como debería verse porque lamentablemente hay una gran resistencia en el establishment y también en parte de la sociedad (algunos por motivos ideológicos conservadores, otros por falta de una perspectiva profunda que le otorgue herramientas para cuestionar todo lo que los medios instalan, al punto tal, que todo lo que se puede decir de una organización política nueva, son ideas que remiten al pasado de España. Es asombroso ¿verdad?... qué mejor manera de fagocitar lo nuevo que invocando el pasado).

Revolución ciudadana que no sólo es la causal de la crisis del bipartidismo (lo cual ya es un cambio), sino también respecto a instancias formales de poder, no es casualidad (y nuevamente, no es producto de un agotamiento natural del PP y el PSOE) que sea Carmena la que está gobernando en Madrid, la capital.

El Postiguet escribió:
Mire usted, lo señores de Podemos, en su mayoría, son gentes preparadas en las Universidades, donde la teoría (que no la desdeño) es buena, pero hay otra cosa muy importante que es la práctica, y si bien ellos aún lo han practicado lo que proponen, que es sacado de manuales políticos, que miren allí en los sitios donde ideas de ese calado se instalaron, pocas veces democráticamente, y el resultado tan negativo conseguido es como para hacérselo pensar.

Ciertamente habría que prestar más atención a lo que ocurre en su país (ignoro si usted vive en Madrid, pero no hace falta hacerlo para analizar en profundidad lo que le estoy planteando), y de tal forma sabrá que las propuestas de Podemos no son sólo teoría sin practica, de manera que sigo sin comprender de qué aventura habla, de qué falta de moderación, de qué "sitios donde ideas de ese calado se instalaron, pocas veces democráticamente" (le recomiendo que, teniendo usted Internet como tengo yo, lea las propuestas), si puede mirar hacia Madrid y evaluar (por el contrario no le voy a pedir que me precise a qué sitios se refiere donde ideas de ese calado se instalaron, porque ya me dijo usted que desconoce lo que ocurre en otras regiones del mundo).

El Postiguet escribió:
El señor Pablo Iglesias, el de ahora, me parece un revolucionario marxista, digan los "puntos" del programa de Podemos lo que diga, y, al menos, para ser creído aunque luego nos engañe (¡nos han engañado tantos!) debería rebajar ese su tono de arenga cuartelera.

Le vuelvo a repetir lo que le solicité en mi comentario anterior (y que es básicamente el centro del debate o el diálogo que estábamos teniendo): "Si pudiera usted ser más preciso y decirme en qué puntos delicados no se expresan con claridad o se callan, se lo agradecería, así también me hago una idea de qué conoce usted de las propuestas de Podemos.". Comprenderá que no puedo darme por respondida con este párrafo que escribe, espero mayor detalle de su parte, que vive allí, y seguramente debe tener un conocimiento y argumentos más precisos que yo, respecto a lo que le estoy preguntando (que insisto, lo ignoro de verdad).

El Postiguet escribió:
En fin, no quiero cansarla más. Si ha tenido la paciencia de leer hasta aquí, muchas gracias; tiempo habrá para ir desarrollando mis ideas, y discúlpeme si en unas cuantas líneas he pretendido hablar de tantas cosas, soy hombre muy nervioso y a veces, erróneamente, quiero dejarlo todo aclarado en un mismo escrito.

No es molestia, si no he citado gran parte de su escrito es porque leo con atención sus ideas, pero aquello que no tiene que ver con el tema que estamos debatiendo no lo respondo para que no se pierda el hilo de la conversación.

Saludos.


 
Que usted es de nacionalidad argentina, lo creo, aunque como comprenderá yo no lo podría demostrar, pero si usted así lo atestigua, y en sus múltiples bromas con Anti lo aseguran, no tengo por qué dudar. Pero lo que ignoro es si usted escribe desde allí, o desde cualquier otra parte que no sea España, y, siendo así, probablemente lo que le llegue, le llegue desfigurado, como a mí me pueden llegar las noticias de su tierra.
 
Ha llegado un momento mi vida que hay muchas cosas de otros hombres que las pongo en cuarentena. Especialmente si son políticos, ya que entre ellos, la nobleza de la palabra dada y sellada con un apretón de manos, no existe. Cambian de discurso como veleta de torre parroquial, y mienten con un descaro apabullante. En vez de ser el noble trabajo de la política como la entrega de uno al servicio de los demás, hoy parece más el oficio del mentiroso, del rufián, del truhán y del arribista y vividor. ¿Qué no lo son todos?, de acuerdo, pero ante el gran número que sí lo son, espero me vayan demostrando su honradez día a día.
 
Un amigo mío, que ya no está entre los vivos, me dijo en cierta ocasión refiriéndose a los socialistas abierta la puerta la llamada “transición”: “Estos de la pana, tan pronto sepan lo que es una mariscada y un Vega Sicilia, se harán más de la derecha que yo”, y le diré a usted que pertenecía a Fuerza Nueva. Visto lo visto, ¡qué razón tenía!
 
Como amante de la Democracia, más que de los partidos políticos, nunca he faltado a la llamada de la urna, y jamás faltaré mientras tenga vida. Una vez voté a González, pero más tarde al verle subir al Azor, el yate del déspota y asesino Franco, me dije que nunca más le votaría, como así fue. Lo de la OTAN, no gustándome, y menos por mentir, lo entendí porque estar en Europa, cosa que era imprescindible y bajo mi punto de vista completamente necesaria, había que entrar con todas sus consecuencias, pero lo del yate me demostró lo que al final, tras los años, todo el mundo de él conoce: un derechista, capaz de usar la cal viva y organizar el terrorismo de Estado que todos sabemos. Yo no entiendo la izquierda así.
 
Esto, y otras tantas cosas, me hacen meditar en las cosas pequeñas y grandes de aquellos a quienes puedo darle mi voto, mi confianza, y Pablo Iglesias y alguno más de ese partido, por ejemplo Monedero, me ofrecen una desconfianza muy grande. Y le diré una cosa que en los foros nunca creo haber confesado: voté a Podemos en las últimas elecciones. Lo creí necesario para remover la cimentación de esta “seudodemocracia” que tenemos, y que a los viejos partidos, PP y PSOE, que son la “modernización” del viejo Movimiento Nacional Sindicalista, les entrara miedo e intentarán hacerse un gran lavado y un no menos gran centrifugado. Vea usted como, ante un cambio grande y necesario al que temen, se unen en franca camaradería, haciendo guardia sobre los luceros, como cuando el yugo y las flechas ofendían a España. La rosa y las gaviotas, solo han sido una postal.
 
Pero les voté a Podemos consciente de que no iban a conseguir gobernar por sí mismos, no los creo aún preparados, pero sí para marcar una línea de limpieza, de verdadera democracia, de orden político y del bien hacer mirando a los más débiles que el neo capitalismo del PPSOE han abandonado, y esto debiera hacerse desde el lugar donde las voces de los ciudadanos deben oírse con contundencia y claridad: el Parlamento, no desde las algaradas callejeras. Y no dejarles pasar al PPSOE ni una, ni la más mínima, y con la esperanza de que esta vez, no la chaqueta de pana, sino los pantalones tejanos, coletas y rastras, no cambien sus propuestas por un Vega Sicilia, una mariscada o la promesa de un puesto muy bien remunerado por el Ibex35. El “plato de lentejas” o puertas giratorias de estos últimos años. No espero de Iglesias que viva siempre en Vallecas, pero sí que no se cambia al barrio de Salamanca.
 
La situación de España, o sea de millones de españoles, requieren políticos que en el Parlamento saquen los colores a quienes gobiernan si siguen sumisos al capitalismo más deshumanizado, pero organizando Huelgas Generales, manifestaciones callejeras frente al Parlamento, no es la forma ni el momento más propicio. Toda violencia genera más violencia, y si estos muchachos de Podemos no se quitan la vena universitaria, donde la algarada es cosa diaria en los campus, y se dan cuenta de que han sido elegidos para ejercer con rotundidad el noble oficio de la política desde la limpieza y claridad y en el sitio adecuado, créame que ese voto que les di en principio, como a aquellos de la pana, ya nunca lo tendrán.
 
Quiero ver resultados de su saber hacer, no arengas cuasi militares como si estuviésemos en los años 30. Como puede usted sacar en conclusión, si lo medita, un hombre con los 80 años ya sobre la espalda como servidor, tiene ideas más progresistas que los que se denominan así y piensan como se pensaba hace un siglo. Yo deseo vivir lo que me quede de vida en un país europeo del siglo XXI, no volver a la España de los años 30; esto no me entusiasma.
 
Saludos cordiales,
 
El P©stiguet

Hola Señor Postiguet, vamos a dejar de una vez el temita de la geolocalización, no sólo porque no es la primera vez que nos cruzamos en el Foro (somos pocos y nos conocemos mucho), sino porque, aunque así no fuera, es francamente irrelevante y por ende innecesario preguntar desde dónde escribe la persona con la cual va a debatir de política.

Respecto a todo lo demás que me cuenta, yo también tendré que hacer un ejercicio de confianza y creer que usted tiene 80 años, de modo que, déjeme confesarle que me resulta sumamente extraña su manera de concebir la política, más aún si a lo ya vivido, le sumo sus anhelos o pretensiones respecto a cómo debería ser la vida política y democrática en España. Me habla usted de hombres, evalúa inclusive acciones privadas (si se sube a un yate, si tiene coleta, si las barricadas universitarias, si las chaquetas de pana o los pantalones tejanos etc), usted me habla de "las cosas pequeñas y grandes de aquellos a quienes puedo darle mi voto, mi confianza", esperando, pero a la vez asumiendo, que "la nobleza de la palabra dada y sellada con un apretón de manos" no existe entre políticos. Todo aquello suena muy poético pero también obedece a una perspectiva caciquil de la política, si lo quiere en términos más europeos, personalista (el hombre por sobre el partido, y el partido por sobre el proyecto).

Particularmente no tengo manera de analizar las cosas de esa forma, y aunque le he solicitado (esta sería la tercera vez si quisiera insistir) que me precisara usted cuáles son esas cosas importantes en las cuales Podemos calla o no es claro, voy a darme por respondida, lo que usted está analizando (y a lo cual le otorga importancia) no es el proyecto que alberga Podemos (las propuestas que le generan desconfianza, en especial aquellas donde callan y no son claros, que me hubiera encantado saber cuáles son), usted analiza a la persona de Pablo Iglesias, Monedero, y "algunos más"... inclusive con poca precisión, pero entiendo, en resumidas cuentas no le gusta el tipo (y no le gusta en función de lo que usted considera que debería ser un político europeo). Punto, no hay mucho más. Desde luego está en su derecho de votar según lo que crea relevante.

Tampoco lo cuestiono, ayer escuchando el debate de investidura de Rajoy, me llamó poderosamente la atención, cuánto hubo en su discurso dedicado a la "imagen" de España hacia el exterior... no aquella referida al ámbito económico (la confianza para captar inversiones), sino la imagen en sí misma, en el sentido de cómo es visto España si hacen tal o cual cosa (por ejemplo, si van a terceras elecciones)... me recordó a mi abuela que, frente a cuestiones determinadas decía "qué van a pensar los vecinos?". Y digo que me llamó la atención porque no encuentro ese ingrediente en otros países (ni siquiera en EEUU, donde naturalmente saben que el mundo los observa y espera determinadas cosas, por ser la potencia mundial que luego ejercerá su injerencia en otros sitios).

Pero yo no estoy teniendo este debate para que usted vote una cosa u otra, es un tema que no me compete (cómo y por qué vota usted lo que vota)... yo intento hablar de política. El proyecto que alberga Podemos, es necesario conocerlo (no sólo leyendo las propuestas, que es algo que pocos hacen), sino escuchando sus intervenciones y los fundamentos de sus acciones. El trabajo parlamentario hace rato que lo vienen haciendo, tal vez es uno de los mejores ámbitos para desarrollar un trayecto y un currículum.... si es usted alguien atento, puede observar qué votan y qué no votan los parlamentarios de los partidos, para que llegado el momento de unas elecciones ejecutivas, pueda evaluar su coherencia (o incoherencia) política. Vuelvo a insistir, es sencillo, no es ni una aventura ni una ciencia.

Luego, si la labor y trayectoria parlamentaria -y en los cargos ejecutivos municipales- le parecen coherentes, pero aún así su cuota de desconfianza sigue supeditada a los detalles del hombre o los hombres visibles del partido, hay un elemento de análisis que se puede tener en cuenta, que ayuda a mermar la incertidumbre, y es observar las dinámicas del partido... si estas son transparentes, modernas, democráticas, aportan mayores garantías de control y recambio, en caso de que los hombres se tornen mutantes (más aún si la mutación lo convierte en un déspota stalinista o en un neoliberal).

Entiendo que este modo de analizar las cosas es mucho más costoso que el otro, el que simplemente requiere del olfato con el cual nos movemos para interactuar con el vecino o cualquier conciudadano en diversas actividades... el tipo de confianza es otra (porque el tipo de interés es otro, no ya personal, sino social y general) no ya subjetiva, afectiva o comercial, sino política. Pero también es preciso considerar que lo nuevo, en la arena política, no merece ser evaluado a la ligera.

Hay muchos argumentos políticos por los cuales alguien puede no querer a Podemos en el poder ejecutivo (y que Podemos pase a significar Podemos pero no para tanto ), y le aseguro que ninguno de esos argumentos los he podido leer en este Foro (esperaba leerlos debatiendo con usted, debo confesarlo). Inclusive le diría que no sólo podría comprender esos argumentos, sino que hasta los aceptaría, porque España está en una Unión Europea, y no es Finlandia, con sus soberanías intactas (casi aldeana). Ninguno de esos argumentos tienen que ver con el contexto de los años 30's en España, ni siquiera con los 70's.

El contexto es tan distinto que podría comprender que muchos tengan reticencias a ser la locomotora del cambio en Europa (para eso hace falta confianza en sí mismos), cambio que se va a dar tarde o temprano, y que marcará la hora en que algo nuevo se torna necesario (alcanza con emerger para que la novedad acontezca, pero es necesaria la emergencia para que lo nuevo genere un cambio)... en España aún no existe tal emergencia, parece ser...

No es Podemos el problema, el problema es el momento... de modo que, visto y considerando lo que va a ocurrir en los próximos días (la confirmación de la alianza PP/PSOE), lamento decirle que deberá esperar 4 años más para ver si podrá vivir en un país europeo del siglo XXI.

Saludos.



Sí, es cierto; tanto usted como yo nos gusta darle al teclado. Puede ser un defecto, o una virtud en estos tiempos que la gente con dos líneas tiene bastante y se cansa.
 
Cuando voté a “Podemos” lo hice consciente que no alcanzaría el poder, pero sí que España, tras el nefasto bipartidismo desembocado en tanta corrupción, necesitaba savia nueva, potente y llamativa, para que despertaran del letargo, de pensar que todo iba a seguir igual, los partidos conservadores PP y PSOE. Este nuevo partido político, o coalición de partidos que nacía, nació como consecuencia —lógica por otra parte—, del descontento general de la sociedad, de la indignación popular, pero nunca le vi, ni le sigo viendo, salvo que cambien mucho sus dirigentes, opción de Gobierno a nivel estatal o autonómico. A nivel municipal y en coalición ya es otra cosa. Ahí puede estar su aprendizaje.
 
Hablar en profundidad de este tema puede que nos lleve mucho tiempo, porque para llegar al día de su nacimiento han ocurrido tantas cosas en España, mayormente negativas, que por medio de la palabra escrita, por el inconveniente de no trasportar sentimientos, a veces no nos hacemos entender, también por nuestra torpeza como es mi caso. Frente a frente, saboreando un café, una cerveza o una copa de vino (yo soy de esto último) la transmisión de las ideas sería mucho más fácil y fluida. Pero haré, en atención a usted, un mayor esfuerzo.
 
Como hombre de izquierdas que soy, en un tema concreto como es la religión, por tanto de negativo como ha tenido para el ser humano, creo que en lo referente a España habría que repasar el Concordato con la Santa Sede y eliminar tantos beneficios y privilegios como la iglesia católica tiene en mi país, y más aún en tiempos tan difíciles para muchas personas. Por ejemplo que pague el IBI, que es un impuesto sobre bienes inmuebles que aquí paga todo el mundo. Que pague el IVA aunque sea en artículos para el culto que sigue exenta. En España, en mayor o menor medida, todo tiene ese gravamen incluso el pan que es alimento básico, y nadie se escapa de pagar. Otra, los templos a su cargo donde cobra por sus vistas, que no sea dinero en negro, ya que si no te dan un recibo de entrada, donde venga reflejado hasta el impuesto, son tickets o entradas que no contribuyen a la Hacienda pública, o que al no ser numeradas, como ocurre en alguna Catedral, es imposible su control.
 
Todo eso, por ser muy importante, un político de izquierdas debe intentar esolverlo, sin embargo algunos “podemitas” han entrado en templos católicos al grito de “arderéis como en el 36”, haciendo referencia a la quema de iglesias y conventos en los años tumultuosos de la República. Estos actos a mí me parecen preñados de odio, de revancha, y lo que me asombra es que sean pronunciados por niñatos y niñatas que no han conocido, tan siquiera, la criminal dictadura fascista de Franco. Son comportamientos fascistoides, vengan de la parte que vengan.
 
No crea, Pur, que la derecha, en especial la extrema, no tiene gestos de igual calado, pero yo desearía un Gobierno de izquierdas moderado, democrático, respetuoso y que luche, con la ley en la mano, o cambiando ésta en lo que haga falta, para solucionar las necesidades de tantos españoles, sin revanchismos trasnochados que sólo buscan el enfrentamiento. Posiblemente usted pueda decirme que “esas ideas” o actitudes como la narrada, no están en los programas de “Podemos” o de Izquierda Unida, y efectivamente es así, pero son actitudes que, para más sonrojo, no suelen ser censuradas por parte de sus dirigentes, o bien restándole importancia.
 
Es imposible que yo me sienta identificado con ellos y ese proceder. Mi izquierdismo va encaminado a resolver los problemas de los más débiles, no a crear conflictos y desencuentros que, al final, siempre pagan los mismos. Hay una izquierda (o que así se llama y creo que erróneamente) cuya obsesión son los ricos, que, si bien han hecho su riqueza honestamente, nada hay que objetar creo yo. La obsesión de todo político de la izquierda que se precie ha de ser los pobres, solucionando sus problemas, en primer lugar el trabajo que no falte, que su remuneración sea justa y digna, que la educación para sus hijos sea excelente y gratuita, y la Sanidad cada vez mejor y más extensa o el acceso a la vivienda no sea tan cara. Ir de algaradas, siempre agarrados a la pancarta, llenarse la boca de slogans reivindicativos que nada solucionan, crear conflictos entre la sociedad, siempre encuentra un pagano: el débil, el que debieran defender.
 
Otra vez me he alargado, Pur, pero no sé expresarme con cuatro palabras, discúlpeme. En la siguiente le diré algo de mi experiencia en la Alemania comunista, hoy afortunadamente desaparecida (para millones de alemanes sobre todo) y verá el motivo de que mi izquierdismo no sea marxista, porque para mi la Libertad, en mayúsculas, creo que es lo más importante para el hombre, y en esos regímenes la Libertad personal o colectiva es una quimera. Si el hombre no ha de ser esclavizado por otro hombre, y así lo pienso y ambiciono, tampoco ha de serlo por un Partido, ya que en definitiva, en todo partido, hay tras ellos otros hombres. “Podemos” o sus actuales dirigentes, van encaminados hacia el marxismo, una idea que por novedosa tuvo su encanto, pero nadie ha sabido llevarla a buen puerto desde la Libertad.
 
Pur, aunque no muy de carne (soy más bien dado a productos de la huerta y el mar), un buen asado argentino no lo desprecio, pero si por comerlo he de perder mi libertad y dignidad, antes una patatas hervidas. Supongo que sabe entender esto último.
 
Si gusta seguiremos. Saludos.
 
El P©stiguet
Volver arriba Ir abajo
Pur
V.I.P.
avatar

Mensajes : 39636
Localización : remota

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Vie Oct 28, 2016 10:07 pm

El Postiguet escribió:
Pur, aunque no muy de carne (soy más bien dado a productos de la huerta y el mar), un buen asado argentino no lo desprecio, pero si por comerlo he de perder mi libertad y dignidad, antes una patatas hervidas. Supongo que sabe entender esto último.

Surprised No, la verdad que no lo entiendo jajajajaja es decir, naturalmente nadie cambiaría su libertad por comer determinado plato, pero no sé qué tiene que ver la libertad con el asado argentino (oiga, que si mira bien el mapa tenemos costas marítimas, no sólo asado de vaca puede encontrar aquí -y ni le cuento el cordero patagónico- se puede empachar de productos de mar Razz ), ¿no será que está desactualizado y piensa que aquí gobierna la izquierda? (que por cierto, es peronismo de izquierda, es decir; algo desconocido en el planeta Razz  lo hizo por 12 años, mucho mejor que el neoliberalismo, se recompuso la economía luego del corralito, se pagó más de la mitad de la deuda externa histórica de la Argentina, y hemos ganados derechos y libertades, las que ahora estamos perdiendo de a poco con Macri, que ya lleva casi un año de Gobierno).

Luego leo con más atención el resto del post, y contesto.

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
El Postiguet
Maestro/a
avatar

Mensajes : 3255

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Sáb Oct 29, 2016 6:26 pm

Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Pur, aunque no muy de carne (soy más bien dado a productos de la huerta y el mar), un buen asado argentino no lo desprecio, pero si por comerlo he de perder mi libertad y dignidad, antes una patatas hervidas. Supongo que sabe entender esto último.

Surprised No, la verdad que no lo entiendo jajajajaja es decir, naturalmente nadie cambiaría su libertad por comer determinado plato, pero no sé qué tiene que ver la libertad con el asado argentino (oiga, que si mira bien el mapa tenemos costas marítimas, no sólo asado de vaca puede encontrar aquí -y ni le cuento el cordero patagónico- se puede empachar de productos de mar Razz ), ¿no será que está desactualizado y piensa que aquí gobierna la izquierda? (que por cierto, es peronismo de izquierda, es decir; algo desconocido en el planeta Razz  lo hizo por 12 años, mucho mejor que el neoliberalismo, se recompuso la economía luego del corralito, se pagó más de la mitad de la deuda externa histórica de la Argentina, y hemos ganados derechos y libertades, las que ahora estamos perdiendo de a poco con Macri, que ya lleva casi un año de Gobierno).

Luego leo con más atención el resto del post, y contesto.

Saludos.



Estimada Pur, para cumplir mi promesa le diré hoy sobre mi experiencia acerca del comunismo, ideología que, junto al fascismo, iban encaminadas en su nacimiento “contra” el capitalismo y sus injusticias sociales, y si tiene alguna duda le haré ver algunos puntos de la Falange española en ese sentido. En un momento determinado de la historia, cuando la burguesía se ha adueñado de casi todos los medios de crear riqueza, y junto al capitalismo, por su afán de lucro, fomentan injusticias sociales, más de las que ya habían anteriormente, es lógico que las nuevas ideas que aparecen por el horizonte y prometen lo que la sociedad necesita (especialmente por su parte más débil) sean aceptadas de buen grado, pero la teoría y el papel escrito (¡cuánto ha soportado y soporta el papel!) es muy diferente a la práctica, y ambas ideologías sólo pueden ser “efectivas”, según visto lo visto, por medio de dictaduras donde la libertad del hombre (individual y colectiva) queda suprimida y éste es controlado por los partidos o el Estado del que éstos se adueñan. A la democracia, en minúscula, se la puede apellidar como se quiera, pero si no hay Libertad, queda en paños menores e inservible. “Democracia Orgánica” para el fascismo, “Democracia Popular” para el comunismo, son, a mi modesto entender, tal para cual.
 
El Estado, con un único partido, se convierte en un Empresario Absoluto, o dicho de otra manera más clara, es el Partido (ya comunista, ya fascista) el que se adueña de todo, y no olvidemos que lo forman hombres. Al final la idea comunista de que ningún hombre sea esclavo de otro hombre, se convierte en una falacia. Ese “absolutismo” no deja un resquicio para que la iniciativa privada colabore, con lo cual es fácil adivinar que el planteamiento doctrinal o filosófico de los problemas es una cosa, mientras otra muy distinta es el problema real, el planteado por el ciudadano desde la calle. En otro momento le diré sobre la industria, cuánta diferencia entre la Alemania comunista y la Libre, pero hoy hablaré de la tierra.
 
Todo labrador ama su terruño, sus aperos y sus animales, por lo tanto el cooperativismo forzoso del comunismo es duro de digerir para muchos, especialmente para quienes han conocido la libertad. Cuando el Partido decide: “Tú plantarás patatas; tú remolacha y tú alfalfa”; los aperos son suyos (del Partido) así como la tierra. Es el Estado (el Partido) quien se encarga de comercializar los productos tras la recolecta, es el que pone precio, el que dice qué porcentaje le corresponde a él (a veces superaba el 70 % en la Alemania que conocí), en definitiva que el campesino no tiene voz ni voto, por lo tanto pierde toda ilusión al no tener decisión propia… ¿Para qué esforzarse, pues? ¿Qué más da si el tractor se estropea? No es suya la tierra, no es suyo el buey ni el arado, ni la semilla ni el fruto, ha cambiado de cacique en el supuesto que antes lo tuviera y la tierra no fuera suya, ya no siembra en ella lo que quisiera, ha dejado de ser el responsable, como cosecha propia, de comercializarlo; ahora son otros hombres los que deciden por él. ¿Eso es libertad? Y sin libertad se pierde toda ilusión. Ilusión es también ambición, ganas de superarse, de lograr horizontes mejores, pero teledirigidos… ¡qué importa si asoma el pedrisco o la filoxera ataca la viña!
 
Yo lo tengo claro, la Libertad por encima de todo, que es, Pur, lo que quizás no llegó a entender usted de mi remate anterior, o no me expliqué con claridad. Lo del “asado argentino” lo puse como un detalle, ya que de haber sido usted italiana igual hubiese dicho un “plato de pasta” o de ser holandesa “unos quesos”. No había ninguna doble intención. Soy de los que prefieren unas patatas hervidas en libertad, que caviar en dictadura.
 
El ideal comunista de la igualdad en la educación, la desaparición de las oligarquías, la reforma agraria y una distribución equitativa de las rentas, unido todo esto al derecho y obligación del trabajo, son ya de por sí ideas atractivas que nadie podría desdeñar, entre otras cosas porque serían el camino hacia la paz y el orden social tan necesario en el mundo, pero si para implantar esto ha de hacerse, imprescindiblemente, desde la mecánica de la tiranía, creo que no es lo adecuado. Mientras no se consiga su logro por medio de la Libertad y la Democracia, y que ambas nunca estén ausentes, todo lo bueno que encierra la intención se convierte en inútil, al final llegamos al mismo destino: el hombre esclavizado por otro hombre.
 
Y si lo desea y no se cansa, podemos continuar.
 
El P©stiguet
Volver arriba Ir abajo
Pur
V.I.P.
avatar

Mensajes : 39636
Localización : remota

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Sáb Oct 29, 2016 7:49 pm

El Postiguet escribió:
Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Pur, aunque no muy de carne (soy más bien dado a productos de la huerta y el mar), un buen asado argentino no lo desprecio, pero si por comerlo he de perder mi libertad y dignidad, antes una patatas hervidas. Supongo que sabe entender esto último.

Surprised No, la verdad que no lo entiendo jajajajaja es decir, naturalmente nadie cambiaría su libertad por comer determinado plato, pero no sé qué tiene que ver la libertad con el asado argentino (oiga, que si mira bien el mapa tenemos costas marítimas, no sólo asado de vaca puede encontrar aquí -y ni le cuento el cordero patagónico- se puede empachar de productos de mar Razz ), ¿no será que está desactualizado y piensa que aquí gobierna la izquierda? (que por cierto, es peronismo de izquierda, es decir; algo desconocido en el planeta Razz  lo hizo por 12 años, mucho mejor que el neoliberalismo, se recompuso la economía luego del corralito, se pagó más de la mitad de la deuda externa histórica de la Argentina, y hemos ganados derechos y libertades, las que ahora estamos perdiendo de a poco con Macri, que ya lleva casi un año de Gobierno).

Luego leo con más atención el resto del post, y contesto.

Saludos.


 
Estimada Pur, para cumplir mi promesa le diré hoy sobre mi experiencia acerca del comunismo, ideología que, junto al fascismo, iban encaminadas en su nacimiento “contra” el capitalismo y sus injusticias sociales, y si tiene alguna duda le haré ver algunos puntos de la Falange española en ese sentido. En un momento determinado de la historia, cuando la burguesía se ha adueñado de casi todos los medios de crear riqueza, y junto al capitalismo, por su afán de lucro, fomentan injusticias sociales, más de las que ya habían anteriormente, es lógico que las nuevas ideas que aparecen por el horizonte y prometen lo que la sociedad necesita (especialmente por su parte más débil) sean aceptadas de buen grado, pero la teoría y el papel escrito (¡cuánto ha soportado y soporta el papel!) es muy diferente a la práctica, y ambas ideologías sólo pueden ser “efectivas”, según visto lo visto, por medio de dictaduras donde la libertad del hombre (individual y colectiva) queda suprimida y éste es controlado por los partidos o el Estado del que éstos se adueñan. A la democracia, en minúscula, se la puede apellidar como se quiera, pero si no hay Libertad, queda en paños menores e inservible. “Democracia Orgánica” para el fascismo, “Democracia Popular” para el comunismo, son, a mi modesto entender, tal para cual.
 
El Estado, con un único partido, se convierte en un Empresario Absoluto, o dicho de otra manera más clara, es el Partido (ya comunista, ya fascista) el que se adueña de todo, y no olvidemos que lo forman hombres. Al final la idea comunista de que ningún hombre sea esclavo de otro hombre, se convierte en una falacia. Ese “absolutismo” no deja un resquicio para que la iniciativa privada colabore, con lo cual es fácil adivinar que el planteamiento doctrinal o filosófico de los problemas es una cosa, mientras otra muy distinta es el problema real, el planteado por el ciudadano desde la calle. En otro momento le diré sobre la industria, cuánta diferencia entre la Alemania comunista y la Libre, pero hoy hablaré de la tierra.
 
Todo labrador ama su terruño, sus aperos y sus animales, por lo tanto el cooperativismo forzoso del comunismo es duro de digerir para muchos, especialmente para quienes han conocido la libertad. Cuando el Partido decide: “Tú plantarás patatas; tú remolacha y tú alfalfa”; los aperos son suyos (del Partido) así como la tierra. Es el Estado (el Partido) quien se encarga de comercializar los productos tras la recolecta, es el que pone precio, el que dice qué porcentaje le corresponde a él (a veces superaba el 70 % en la Alemania que conocí), en definitiva que el campesino no tiene voz ni voto, por lo tanto pierde toda ilusión al no tener decisión propia… ¿Para qué esforzarse, pues? ¿Qué más da si el tractor se estropea? No es suya la tierra, no es suyo el buey ni el arado, ni la semilla ni el fruto, ha cambiado de cacique en el supuesto que antes lo tuviera y la tierra no fuera suya, ya no siembra en ella lo que quisiera, ha dejado de ser el responsable, como cosecha propia, de comercializarlo; ahora son otros hombres los que deciden por él. ¿Eso es libertad? Y sin libertad se pierde toda ilusión. Ilusión es también ambición, ganas de superarse, de lograr horizontes mejores, pero teledirigidos… ¡qué importa si asoma el pedrisco o la filoxera ataca la viña!
 
Yo lo tengo claro, la Libertad por encima de todo, que es, Pur, lo que quizás no llegó a entender usted de mi remate anterior, o no me expliqué con claridad. Lo del “asado argentino” lo puse como un detalle, ya que de haber sido usted italiana igual hubiese dicho un “plato de pasta” o de ser holandesa “unos quesos”. No había ninguna doble intención. Soy de los que prefieren unas patatas hervidas en libertad, que caviar en dictadura.
 
El ideal comunista de la igualdad en la educación, la desaparición de las oligarquías, la reforma agraria y una distribución equitativa de las rentas, unido todo esto al derecho y obligación del trabajo, son ya de por sí ideas atractivas que nadie podría desdeñar, entre otras cosas porque serían el camino hacia la paz y el orden social tan necesario en el mundo, pero si para implantar esto ha de hacerse, imprescindiblemente, desde la mecánica de la tiranía, creo que no es lo adecuado. Mientras no se consiga su logro por medio de la Libertad y la Democracia, y que ambas nunca estén ausentes, todo lo bueno que encierra la intención se convierte en inútil, al final llegamos al mismo destino: el hombre esclavizado por otro hombre.
 
Y si lo desea y no se cansa, podemos continuar.
 
El P©stiguet

La verdad es que estoy absolutamente de acuerdo con usted, desde la primera a la última palabra. Pero por eso me gustaría retomar los interrogantes que le hago en el penúltimo comentario... cito sólo la parte donde los formulo:

Pur escribió:
Sí me gustaría preguntarle, habiendo leído ya esto, y sus reiteradas referencias a épocas pasadas de España (tanto respecto del fascismo como del comunismo del siglo pasado), si en verdad cree, con total objetividad, que un escenario similar se podría desarrollar por la llegada de Podemos al ejecutivo. ¿No cree que el contexto actual puede acarrear problemáticas distintas? (ninguna de índole armada), y en tal caso ¿cuál cree que pueden ser esos problemas?. Un caso Syriza? (entendiendo por este caso, la forma en que los poderes que gobiernan la zona euro, limitan la capacidad de acción de los gobiernos)... ¿o esto no sería factible porque España no está en una posición tan vulnerable y podría tener cierto margen de maniobra como lo tienen países como Francia, Alemania y el mismo Inglaterra?.

Nuevamente mi pregunta es genuina, más que nada para contrastar las visiones, no porque esté lejos, sino porque la que tengo, respecto a la dinámica política de la sociedad española (incluye naturalmente las prácticas políticas de ciudadanos y de las Institucionales) tal vez esté sobre estimada... particularmente (como se lo dije en otro comentario), no veo que exista inmadurez en el recorrido democrático (único ingrediente indispensable, a mi juicio, para que se puedan generar instancias violentas -más aún, armadas- de desestabilización).

Y habiendo leído este otro análisis, que es más bien económico, agrego: ¿piensa que queda algún rincón del planeta donde el "comunismo" no haya mutado y se haya aggiornado al capitalismo? (hablemos de China)... lo cual lleva a la pregunta de si piensa que el capitalismo tampoco ha mutado. Creo que hoy por hoy, la "izquierda" tiene su marca distintiva en pocos puntos (seguramente debatible en términos de conveniencia o eficacia): una mayor regulación de la economía, el sostenimiento de las soberanías y el proteccionismo del mercado interno (no siendo, sin embargo, algo exclusivo de la izquierda, se da en países muy industrializados, donde el proteccionismo está a la orden del día en una economía global tan competitiva). De tal forma ¿piensa en verdad que Podemos (por volver a España) puede llegar a realizar cosas como las que usted me narra?.

Soy de las que rechaza la idea (neoliberal naturalmente) de homogeneizar los modelos económicos. Pienso que, siendo la economía una ciencia netamente social, cada país, con sus innumerables características a tener en cuenta en materia económica, tiene que desarrollar su modelo particular sin ideas ortodoxas impuestas. Esto no garantiza necesariamente que el quehacer económico se libre del yugo de las ideologías del partido gobernante, pero sí garantiza que se libre de un yugo mayor (como es la influencia del modelo mundial), y que es peor porque nadie lo vota, ni cada 4 años, ni nunca. Esto, sin embargo, nos lo venden como la verdadera libertad (individual, de mercado etc). Y particularmente pienso que no existe libertad si no hay posibilidad de elección.

En este sentido, la igualdad en la educación, la desaparición de las oligarquías, la reforma agraria y una distribución equitativa de las rentas, unido todo esto al derecho y obligación del trabajo, no tiene por qué ser implantadas desde la mecanica de la tiranía, son problemas de muy fácil resolución y sólo hace falta un poder legislativo, ejecutivo y judicial eficaces. Ya si hay unos poderes por encima de estos, sí que se complica hablar de democracia.

También creo que hoy por hoy, con la mutación del capitalismo de mercado a capitalismo financiero, y con el acelerado impulso que otorga la industria tecnológica a las economías, existen, ya no sólo tres mundos (primer mundo, segundo mundo y tercer mundo), sino tres tiempos históricos en cada uno de ellos... el tercer mundo acarrea problemas del siglo XIX y anterior, el segundo, del siglo XX (el primero del siglo XXI)... este relato que usted me hace, aunque refiere a tiempos previos a la segunda guerra mundial (y de post guerra), contiene ingredientes que aún perviven en países en vías de desarrollo o subdesarrollados (la reforma agraria, la necesidad de la desaparición de las oligarquías), son problemas aún estructurales, no reminiscencias.

A su vez, en otras regiones del mundo (el llamado tercer mundo) aún existe la esclavitud, no la esclavitud moderna, la esclavitud previa a la creación de los Estados Nacionales, inclusive la del conquistador que utiliza la mano de obra local (ya no pobre, sino hambrienta), para extraer los recursos naturales (África), también existen conflictos armados, étnicos, religiosos, y territoriales (medio oriente). De manera que se afianza mi idea de que no es posible establecer un modelo económico mundial que contenga a todos los países, sin caer en la inequidad, la ineficacia y el abuso.

Europa, España particularmente, tiene problemas y retos del siglo XXI (aunque algunos problemas del silo XX también tiene, más que nada porque el PP es altamente conservador y obstaculiza el avance en ciertas áreas sensibles de la historia reciente) de manera que es allí, y no en otras partes del mundo, donde los papeles y las teorías de los libros de historia son muy distintos a la practica. Sinceramente dudo mucho, que todo lo que a usted se le viene a la memoria (que no es poco, y es valioso) pueda emerger con la llegada de Podemos, ni de ningún partido de izquierda europeo. Cualquier cosa de izquierda que emerge en Europa, es algo nuevo y no comparable con el pasado en el continente y mucho menos con el presente de otras latitudes lejanas como las mencionadas. No se si bueno o malo, pero muy diferente (y tal vez más cercano a su idea de las cosas, más de lo que usted mismo se atreve a sospechar).

Creo, me puedo estar equivocando de acá a la China eh Razz
Volver arriba Ir abajo
El Postiguet
Maestro/a
avatar

Mensajes : 3255

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Dom Oct 30, 2016 12:10 pm

Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Pur escribió:
El Postiguet escribió:
Pur, aunque no muy de carne (soy más bien dado a productos de la huerta y el mar), un buen asado argentino no lo desprecio, pero si por comerlo he de perder mi libertad y dignidad, antes una patatas hervidas. Supongo que sabe entender esto último.

Surprised No, la verdad que no lo entiendo jajajajaja es decir, naturalmente nadie cambiaría su libertad por comer determinado plato, pero no sé qué tiene que ver la libertad con el asado argentino (oiga, que si mira bien el mapa tenemos costas marítimas, no sólo asado de vaca puede encontrar aquí -y ni le cuento el cordero patagónico- se puede empachar de productos de mar Razz ), ¿no será que está desactualizado y piensa que aquí gobierna la izquierda? (que por cierto, es peronismo de izquierda, es decir; algo desconocido en el planeta Razz  lo hizo por 12 años, mucho mejor que el neoliberalismo, se recompuso la economía luego del corralito, se pagó más de la mitad de la deuda externa histórica de la Argentina, y hemos ganados derechos y libertades, las que ahora estamos perdiendo de a poco con Macri, que ya lleva casi un año de Gobierno).

Luego leo con más atención el resto del post, y contesto.

Saludos.


 
Estimada Pur, para cumplir mi promesa le diré hoy sobre mi experiencia acerca del comunismo, ideología que, junto al fascismo, iban encaminadas en su nacimiento “contra” el capitalismo y sus injusticias sociales, y si tiene alguna duda le haré ver algunos puntos de la Falange española en ese sentido. En un momento determinado de la historia, cuando la burguesía se ha adueñado de casi todos los medios de crear riqueza, y junto al capitalismo, por su afán de lucro, fomentan injusticias sociales, más de las que ya habían anteriormente, es lógico que las nuevas ideas que aparecen por el horizonte y prometen lo que la sociedad necesita (especialmente por su parte más débil) sean aceptadas de buen grado, pero la teoría y el papel escrito (¡cuánto ha soportado y soporta el papel!) es muy diferente a la práctica, y ambas ideologías sólo pueden ser “efectivas”, según visto lo visto, por medio de dictaduras donde la libertad del hombre (individual y colectiva) queda suprimida y éste es controlado por los partidos o el Estado del que éstos se adueñan. A la democracia, en minúscula, se la puede apellidar como se quiera, pero si no hay Libertad, queda en paños menores e inservible. “Democracia Orgánica” para el fascismo, “Democracia Popular” para el comunismo, son, a mi modesto entender, tal para cual.
 
El Estado, con un único partido, se convierte en un Empresario Absoluto, o dicho de otra manera más clara, es el Partido (ya comunista, ya fascista) el que se adueña de todo, y no olvidemos que lo forman hombres. Al final la idea comunista de que ningún hombre sea esclavo de otro hombre, se convierte en una falacia. Ese “absolutismo” no deja un resquicio para que la iniciativa privada colabore, con lo cual es fácil adivinar que el planteamiento doctrinal o filosófico de los problemas es una cosa, mientras otra muy distinta es el problema real, el planteado por el ciudadano desde la calle. En otro momento le diré sobre la industria, cuánta diferencia entre la Alemania comunista y la Libre, pero hoy hablaré de la tierra.
 
Todo labrador ama su terruño, sus aperos y sus animales, por lo tanto el cooperativismo forzoso del comunismo es duro de digerir para muchos, especialmente para quienes han conocido la libertad. Cuando el Partido decide: “Tú plantarás patatas; tú remolacha y tú alfalfa”; los aperos son suyos (del Partido) así como la tierra. Es el Estado (el Partido) quien se encarga de comercializar los productos tras la recolecta, es el que pone precio, el que dice qué porcentaje le corresponde a él (a veces superaba el 70 % en la Alemania que conocí), en definitiva que el campesino no tiene voz ni voto, por lo tanto pierde toda ilusión al no tener decisión propia… ¿Para qué esforzarse, pues? ¿Qué más da si el tractor se estropea? No es suya la tierra, no es suyo el buey ni el arado, ni la semilla ni el fruto, ha cambiado de cacique en el supuesto que antes lo tuviera y la tierra no fuera suya, ya no siembra en ella lo que quisiera, ha dejado de ser el responsable, como cosecha propia, de comercializarlo; ahora son otros hombres los que deciden por él. ¿Eso es libertad? Y sin libertad se pierde toda ilusión. Ilusión es también ambición, ganas de superarse, de lograr horizontes mejores, pero teledirigidos… ¡qué importa si asoma el pedrisco o la filoxera ataca la viña!
 
Yo lo tengo claro, la Libertad por encima de todo, que es, Pur, lo que quizás no llegó a entender usted de mi remate anterior, o no me expliqué con claridad. Lo del “asado argentino” lo puse como un detalle, ya que de haber sido usted italiana igual hubiese dicho un “plato de pasta” o de ser holandesa “unos quesos”. No había ninguna doble intención. Soy de los que prefieren unas patatas hervidas en libertad, que caviar en dictadura.
 
El ideal comunista de la igualdad en la educación, la desaparición de las oligarquías, la reforma agraria y una distribución equitativa de las rentas, unido todo esto al derecho y obligación del trabajo, son ya de por sí ideas atractivas que nadie podría desdeñar, entre otras cosas porque serían el camino hacia la paz y el orden social tan necesario en el mundo, pero si para implantar esto ha de hacerse, imprescindiblemente, desde la mecánica de la tiranía, creo que no es lo adecuado. Mientras no se consiga su logro por medio de la Libertad y la Democracia, y que ambas nunca estén ausentes, todo lo bueno que encierra la intención se convierte en inútil, al final llegamos al mismo destino: el hombre esclavizado por otro hombre.
 
Y si lo desea y no se cansa, podemos continuar.
 
El P©stiguet

La verdad es que estoy absolutamente de acuerdo con usted, desde la primera a la última palabra. Pero por eso me gustaría retomar los interrogantes que le hago en el penúltimo comentario... cito sólo la parte donde los formulo:

Pur escribió:
Sí me gustaría preguntarle, habiendo leído ya esto, y sus reiteradas referencias a épocas pasadas de España (tanto respecto del fascismo como del comunismo del siglo pasado), si en verdad cree, con total objetividad, que un escenario similar se podría desarrollar por la llegada de Podemos al ejecutivo. ¿No cree que el contexto actual puede acarrear problemáticas distintas? (ninguna de índole armada), y en tal caso ¿cuál cree que pueden ser esos problemas?. Un caso Syriza? (entendiendo por este caso, la forma en que los poderes que gobiernan la zona euro, limitan la capacidad de acción de los gobiernos)... ¿o esto no sería factible porque España no está en una posición tan vulnerable y podría tener cierto margen de maniobra como lo tienen países como Francia, Alemania y el mismo Inglaterra?.

Nuevamente mi pregunta es genuina, más que nada para contrastar las visiones, no porque esté lejos, sino porque la que tengo, respecto a la dinámica política de la sociedad española (incluye naturalmente las prácticas políticas de ciudadanos y de las Institucionales) tal vez esté sobre estimada... particularmente (como se lo dije en otro comentario), no veo que exista inmadurez en el recorrido democrático (único ingrediente indispensable, a mi juicio, para que se puedan generar instancias violentas -más aún, armadas- de desestabilización).

Y habiendo leído este otro análisis, que es más bien económico, agrego: ¿piensa que queda algún rincón del planeta donde el "comunismo" no haya mutado y se haya aggiornado al capitalismo? (hablemos de China)... lo cual lleva a la pregunta de si piensa que el capitalismo tampoco ha mutado. Creo que hoy por hoy, la "izquierda" tiene su marca distintiva en pocos puntos (seguramente debatible en términos de conveniencia o eficacia): una mayor regulación de la economía, el sostenimiento de las soberanías y el proteccionismo del mercado interno (no siendo, sin embargo, algo exclusivo de la izquierda, se da en países muy industrializados, donde el proteccionismo está a la orden del día en una economía global tan competitiva). De tal forma ¿piensa en verdad que Podemos (por volver a España) puede llegar a realizar cosas como las que usted me narra?.

Soy de las que rechaza la idea (neoliberal naturalmente) de homogeneizar los modelos económicos. Pienso que, siendo la economía una ciencia netamente social, cada país, con sus innumerables características a tener en cuenta en materia económica, tiene que desarrollar su modelo particular sin ideas ortodoxas impuestas. Esto no garantiza necesariamente que el quehacer económico se libre del yugo de las ideologías del partido gobernante, pero sí garantiza que se libre de un yugo mayor (como es la influencia del modelo mundial), y que es peor porque nadie lo vota, ni cada 4 años, ni nunca. Esto, sin embargo, nos lo venden como la verdadera libertad (individual, de mercado etc). Y particularmente pienso que no existe libertad si no hay posibilidad de elección.

En este sentido, la igualdad en la educación, la desaparición de las oligarquías, la reforma agraria y una distribución equitativa de las rentas, unido todo esto al derecho y obligación del trabajo, no tiene por qué ser implantadas desde la mecanica de la tiranía, son problemas de muy fácil resolución y sólo hace falta un poder legislativo, ejecutivo y judicial eficaces. Ya si hay unos poderes por encima de estos, sí que se complica hablar de democracia.

También creo que hoy por hoy, con la mutación del capitalismo de mercado a capitalismo financiero, y con el acelerado impulso que otorga la industria tecnológica a las economías, existen, ya no sólo tres mundos (primer mundo, segundo mundo y tercer mundo), sino tres tiempos históricos en cada uno de ellos... el tercer mundo acarrea problemas del siglo XIX y anterior, el segundo, del siglo XX (el primero del siglo XXI)... este relato que usted me hace, aunque refiere a tiempos previos a la segunda guerra mundial (y de post guerra), contiene ingredientes que aún perviven en países en vías de desarrollo o subdesarrollados (la reforma agraria, la necesidad de la desaparición de las oligarquías), son problemas aún estructurales, no reminiscencias.

A su vez, en otras regiones del mundo (el llamado tercer mundo) aún existe la esclavitud, no la esclavitud moderna, la esclavitud previa a la creación de los Estados Nacionales, inclusive la del conquistador que utiliza la mano de obra local (ya no pobre, sino hambrienta), para extraer los recursos naturales (África), también existen conflictos armados, étnicos, religiosos, y territoriales (medio oriente). De manera que se afianza mi idea de que no es posible establecer un modelo económico mundial que contenga a todos los países, sin caer en la inequidad, la ineficacia y el abuso.

Europa, España particularmente, tiene problemas y retos del siglo XXI (aunque algunos problemas del silo XX también tiene, más que nada porque el PP es altamente conservador y obstaculiza el avance en ciertas áreas sensibles de la historia reciente) de manera que es allí, y no en otras partes del mundo, donde los papeles y las teorías de los libros de historia son muy distintos a la practica. Sinceramente dudo mucho, que todo lo que a usted se le viene a la memoria (que no es poco, y es valioso) pueda emerger con la llegada de Podemos, ni de ningún partido de izquierda europeo. Cualquier cosa de izquierda que emerge en Europa, es algo nuevo y no comparable con el pasado en el continente y mucho menos con el presente de otras latitudes lejanas como las mencionadas. No se si bueno o malo, pero muy diferente (y tal vez más cercano a su idea de las cosas, más de lo que usted mismo se atreve a sospechar).

Creo, me puedo estar equivocando de acá a la China eh Razz




Pur, pese a todo cuanto yo haya podido decir, no me crea anticomunista, en referencia a sus fines, aunque no comulgue con gran parte de ellos; lo soy frente a sus maneras, cosa bien distinta. Tampoco podría llamarme anticapitalista, aun reconociendo cosas del capitalismo que me desagradan. Por lo general soy muy poco “anti algo”, salvo contra aquellas ideas o actitudes en detrimento de las personas; por ejemplo totalmente “anti” sobre la pena capital. Creo que el hombre no es dueño de la vida de otro hombre, y hay maneras de castigar al que mata a un semejante sin necesidad de ajusticiarlo quitándole su vida.
 
Al referirme a “Podemos” como partido de tendencia comunista, y decir que le veo con pocas o nulas posibilidades de gobernar un día en España, hay dos fundamentales.
 
Una, la manera de presentarse determinados líderes ante la sociedad, errónea a mi parecer, porque la inmensa mayoría de los ciudadanos no quiere saber ya nada del pasado, es deseo muy general que quede como parte de la historia negra de este país que nunca más debiera repetirse, y pasar página de una vez. Traerlo constantemente y bajo el aspecto del odio, y aun por personas muy jóvenes que ni siquiera han conocido los postrimerías del franquismo, resulta desagradable y nada positivo.
 
Es verdad que “la otra parte” también incide en los mismos equívocos, por ejemplo la iglesia católica, que siendo, o debiendo ser la primera en perdonar, es la que más recuerda el pasado (negro por ambas partes) elevando a los altares a los muertos de su barrio, como mártires por Dios y por España, —¡qué desfachatez e hipocresía!—, cuando esa organización se presenta, en los púlpitos, como adalid del perdón.
 
Pero vayamos a la segunda parte, según mi criterio, que al ser tan personal no va unido a verdad alguna, simplemente a mi punto de vista. Hoy España, su sociedad, pese a la gran crisis engendrada desde otros lugares y que no se supo atajar a su debido tiempo al asomarse por aquí, no está en sus mejores momentos en el aspecto económico; hay muchas personas y familias que lo están pasando muy mal, pero no siendo un lugar del tercer mundo tengo la confianza (confianza muy extendida) que pronto se irá normalizando. Es por tanto (siempre bajo mi criterio) que un partido comunista tiene poco que hacer, y como muestra podemos decir que Izquierda Unida era más bien un partido testimonial que poco atractivo tenía. No obstante sí tiene “Podemos” por delante una buena labor, por ejemplo luchar democráticamente y desde el Parlamento, para que determinadas empresas multinacionales (y alguna nacional) que fortalecen sus riquezas mediante la explotación, en países subdesarrollados, de niños y niñas, no tengan privilegio alguno; además de la gran repulsa por estas actitudes, debieran proponer un rechazo de los consumidores, así como proponer aranceles muy altos a sus fabricados para que esas ganancias mediante la explotación juvenil, no les resulte tan rentables y se lo pensaran mejor.
 
Esto anterior es un pequeño ejemplo, porque ideas sobre las injusticias sociales, para mejorarlas políticamente, tengo para dar y vender. Ahí sí tiene “Podemos” un buen arsenal para ser oposición, y de esa manera, dejando atrás las ideas “revolucionarias marxistas”, sin porvenir en Europa ni en España en la actualidad por obsoletas e inservibles vista la experiencia, ir acaparando simpatizantes desde la izquierda democrática y nada radical. Se puede ejercer una fuerte oposición contra el neo liberalismo del PPSOE y sus monaguillos Ciudadanos, pero respetando las ideas socialdemócratas como por ejemplo la propiedad privada. ¿Qué ciudadano del mundo, al que se le preguntará, desdeñaría tener en propiedad su casa, su tierra para cultivar, su pequeña Empresa, su coche o su bicicleta? ¿Nadie, verdad? Porque la propiedad privada también es un derecho del ser humano, nunca un robo, y es irrenunciable, y no quita para que el Estado regule que a ella puedan llegar todos, especialmente logrando que no haya un hombre o mujer sin trabajo, no adueñándose él de todo. La izquierda radical debe eliminar la idea de luchar contra el rico, y cambiarla por luchar en favorecer al pobre. Al fin y al cabo, creo que "rico" todo el mundo quisiera ser, y se puede llegar desde la honestidad, el esfuerzo y el trabajo. Otra cosa es enriquecerse mediante la corrupción o la explotación humana.
 
Para terminar por ahora piense en este detalle: En los regímenes comunistas es el Estado (o sea, todos los ciudadanos) dueño de todo —¿suena bien, verdad?— sin embargo cuando los países comunistas del “telón de acero” abandonaron las dictaduras hacia la democracia, qué casualidad que los grandes millonarios que aparecen por otros lugares de Europa (la estilista Costa Azul francesa por ejemplo) sean determinados ciudadanos llegados de esos países, muchos de ellos (por no decir todos) integrantes de los Partidos Comunistas locales. Acabado el comunismo ¿no debieron repartirse las riquezas de manera igualitaria entre los ciudadanos? Si Estado eran todos, deshecha la sociedad estatal, a cada ciudadano debió corresponderle la misma parte, pero no… ¿Entiende ahora mi postura?
 
En este aspecto, usted conocerá que cuando en "insigne" Mr. Aznar vendió las empresas estatales (¿obligado por Bruselas?), no lo hizo equitativamente entre la ciudadanía, pues lo hizo entre sus amigos de pupitre, o sea, que la riqueza del Estado español se la repartieron entre la camarilla fascistoide (recuerde que Aznar era falangista). Como verá comunismo y fascismo son tal para cual.


Y aunque el pasado poco me interesa ya, le diré algo que quizás desconozca. Cuando tras las arengas revolucionarias de comunistas y anarquistas, para que el pueblo español luchara (sin organización, armas, ni alimentación adecuada) en las ciudades y en los frentes contra los ejércitos regulares y bien organizados de Franco, Hitler y Mussolini, al comprobar que la guerra estaba perdida, esos dirigentes comunistas (Carrillo, la Pasionaria y otros muchos) desde una aeródromo provisional en Alacant, volaron rumbo a Moscú, el Edén comunista, resguardando sus personas y llevándose gran parte del oro y divisas nacionales que nunca devolvieron. Y aquellos a los que exhortaban a luchar, se quedaron aquí, y fueron fusilados o represaliados por los vencedores... Por eso le digo que "Podemos" debiera organizar menos algaradas y más trabajar desde la Democracia y la Libertad, y desde luego no confundirla con el libertinaje.
 
Tendré razón o no, aunque creo que “la mía”, aunque sea negativa, debe ser respetada como yo respeto las demás, y ya ve que argumento mis ideas; si estoy errado y alguien quiere hacerme cambiar, arguménteseme sus razones, que tengo, afortunadamente, si no mucho sí algo, capacidad para el entendimiento.
 
El P©stiguet
Volver arriba Ir abajo
Pur
V.I.P.
avatar

Mensajes : 39636
Localización : remota

MensajeTema: Re: CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO   Dom Oct 30, 2016 7:40 pm

El Postiguet escribió:

Pur, pese a todo cuanto yo haya podido decir, no me crea anticomunista, en referencia a sus fines, aunque no comulgue con gran parte de ellos; lo soy frente a sus maneras, cosa bien distinta. Tampoco podría llamarme anticapitalista, aun reconociendo cosas del capitalismo que me desagradan. Por lo general soy muy poco “anti algo”, salvo contra aquellas ideas o actitudes en detrimento de las personas; por ejemplo totalmente “anti” sobre la pena capital. Creo que el hombre no es dueño de la vida de otro hombre, y hay maneras de castigar al que mata a un semejante sin necesidad de ajusticiarlo quitándole su vida.
 
Al referirme a “Podemos” como partido de tendencia comunista, y decir que le veo con pocas o nulas posibilidades de gobernar un día en España, hay dos fundamentales.
 
Una, la manera de presentarse determinados líderes ante la sociedad, errónea a mi parecer, porque la inmensa mayoría de los ciudadanos no quiere saber ya nada del pasado, es deseo muy general que quede como parte de la historia negra de este país que nunca más debiera repetirse, y pasar página de una vez. Traerlo constantemente y bajo el aspecto del odio, y aun por personas muy jóvenes que ni siquiera han conocido los postrimerías del franquismo, resulta desagradable y nada positivo.
 
Es verdad que “la otra parte” también incide en los mismos equívocos, por ejemplo la iglesia católica, que siendo, o debiendo ser la primera en perdonar, es la que más recuerda el pasado (negro por ambas partes) elevando a los altares a los muertos de su barrio, como mártires por Dios y por España, —¡qué desfachatez e hipocresía!—, cuando esa organización se presenta, en los púlpitos, como adalid del perdón.
 
Pero vayamos a la segunda parte, según mi criterio, que al ser tan personal no va unido a verdad alguna, simplemente a mi punto de vista. Hoy España, su sociedad, pese a la gran crisis engendrada desde otros lugares y que no se supo atajar a su debido tiempo al asomarse por aquí, no está en sus mejores momentos en el aspecto económico; hay muchas personas y familias que lo están pasando muy mal, pero no siendo un lugar del tercer mundo tengo la confianza (confianza muy extendida) que pronto se irá normalizando. Es por tanto (siempre bajo mi criterio) que un partido comunista tiene poco que hacer, y como muestra podemos decir que Izquierda Unida era más bien un partido testimonial que poco atractivo tenía. No obstante sí tiene “Podemos” por delante una buena labor, por ejemplo luchar democráticamente y desde el Parlamento, para que determinadas empresas multinacionales (y alguna nacional) que fortalecen sus riquezas mediante la explotación, en países subdesarrollados, de niños y niñas, no tengan privilegio alguno; además de la gran repulsa por estas actitudes, debieran proponer un rechazo de los consumidores, así como proponer aranceles muy altos a sus fabricados para que esas ganancias mediante la explotación juvenil, no les resulte tan rentables y se lo pensaran mejor.
 
Esto anterior es un pequeño ejemplo, porque ideas sobre las injusticias sociales, para mejorarlas políticamente, tengo para dar y vender. Ahí sí tiene “Podemos” un buen arsenal para ser oposición, y de esa manera, dejando atrás las ideas “revolucionarias marxistas”, sin porvenir en Europa ni en España en la actualidad por obsoletas e inservibles vista la experiencia, ir acaparando simpatizantes desde la izquierda democrática y nada radical. Se puede ejercer una fuerte oposición contra el neo liberalismo del PPSOE y sus monaguillos Ciudadanos, pero respetando las ideas socialdemócratas como por ejemplo la propiedad privada. ¿Qué ciudadano del mundo, al que se le preguntará, desdeñaría tener en propiedad su casa, su tierra para cultivar, su pequeña Empresa, su coche o su bicicleta? ¿Nadie, verdad? Porque la propiedad privada también es un derecho del ser humano, nunca un robo, y es irrenunciable, y no quita para que el Estado regule que a ella puedan llegar todos, especialmente logrando que no haya un hombre o mujer sin trabajo, no adueñándose él de todo. La izquierda radical debe eliminar la idea de luchar contra el rico, y cambiarla por luchar en favorecer al pobre. Al fin y al cabo, creo que "rico" todo el mundo quisiera ser, y se puede llegar desde la honestidad, el esfuerzo y el trabajo. Otra cosa es enriquecerse mediante la corrupción o la explotación humana.
 
Para terminar por ahora piense en este detalle: En los regímenes comunistas es el Estado (o sea, todos los ciudadanos) dueño de todo —¿suena bien, verdad?— sin embargo cuando los países comunistas del “telón de acero” abandonaron las dictaduras hacia la democracia, qué casualidad que los grandes millonarios que aparecen por otros lugares de Europa (la estilista Costa Azul francesa por ejemplo) sean determinados ciudadanos llegados de esos países, muchos de ellos (por no decir todos) integrantes de los Partidos Comunistas locales. Acabado el comunismo ¿no debieron repartirse las riquezas de manera igualitaria entre los ciudadanos? Si Estado eran todos, deshecha la sociedad estatal, a cada ciudadano debió corresponderle la misma parte, pero no… ¿Entiende ahora mi postura?
 
En este aspecto, usted conocerá que cuando en "insigne" Mr. Aznar vendió las empresas estatales (¿obligado por Bruselas?), no lo hizo equitativamente entre la ciudadanía, pues lo hizo entre sus amigos de pupitre, o sea, que la riqueza del Estado español se la repartieron entre la camarilla fascistoide (recuerde que Aznar era falangista). Como verá comunismo y fascismo son tal para cual.


Y aunque el pasado poco me interesa ya, le diré algo que quizás desconozca. Cuando tras las arengas revolucionarias de comunistas y anarquistas, para que el pueblo español luchara (sin organización, armas, ni alimentación adecuada) en las ciudades y en los frentes contra los ejércitos regulares y bien organizados de Franco, Hitler y Mussolini, al comprobar que la guerra estaba perdida, esos dirigentes comunistas (Carrillo, la Pasionaria y otros muchos) desde una aeródromo provisional en Alacant, volaron rumbo a Moscú, el Edén comunista, resguardando sus personas y llevándose gran parte del oro y divisas nacionales que nunca devolvieron. Y aquellos a los que exhortaban a luchar, se quedaron aquí, y fueron fusilados o represaliados por los vencedores... Por eso le digo que "Podemos" debiera organizar menos algaradas y más trabajar desde la Democracia y la Libertad, y desde luego no confundirla con el libertinaje.
 
Tendré razón o no, aunque creo que “la mía”, aunque sea negativa, debe ser respetada como yo respeto las demás, y ya ve que argumento mis ideas; si estoy errado y alguien quiere hacerme cambiar, arguménteseme sus razones, que tengo, afortunadamente, si no mucho sí algo, capacidad para el entendimiento.
 
El P©stiguet

Hola señor Postiguet, pierda cuidado que no sobreinterpreto sus palabras, dice muchas cosas como para otorgarle una etiqueta ligera (de anti-algo).

Por lo demás, veo que continua estando muy presente su comparativa entre Podemos y las metodologías totalitarias de izquierda de siglos pasado (o de la actualidad en otras latitudes)... lo cual me hace pensar que hay más razonas que las esgrimidas puntualmente en uno de sus post, respecto a esta intuición o sospecha o temor que posee.

Por lo pronto el argumento que tiene más peso es el de las formas (en especial de ciertos integrantes, empezando por Iglesias). Es un tema largo e interesante, porque si bien es cierto que el exceso de personalismo remite a metodologías del pasado (populistas), no es menos cierto que no se critica ni se juzga cuando estos populismos son de derecha... o al menos no se los juzga en el sentido de remitirlo al pasado (a nadie se le ocurre pensar en serio que Trump remite a algo del pasado, y es claramente populista).

Hoy lo que tenemos es un escenario nuevo y diverso (muy especialmente en Europa, donde el esquema de unión muestra fisuras, porque de alguna manera los países están sintiendo los efectos o consecuencias de aquello que le comenté en el anterior mensaje, de los modelos impuestos que limitan los poderes nacionales). Es preciso tal vez, establecer un análisis dejando un poco de lado el pasado, y mirar lo que está ocurriendo en el continente, en la actualidad, como referencia para ciertas cosas.

Dejo un par de frases que, aunque inconexas, se relacionan un poco con cosas que venimos hablando...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
 
CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
 Temas similares
-
» CAUTIVO Y DESARMADO EL EJERCITO ROJO.... EL PP HA GANADO
» Esta Guicho es la pata' el diablo, con su biografia del "gran CHAPUCINSKI"...
» PARA QUE ME CONOZCAN MAS PORQUE NO PUDE ENTRAR EN EL EJERCITO ISRAELI
» Cuco loola rojo
» HUGO CHAVE SE PREPARA MILITARMENTE PARA UNA GUERRA INTERNA,Y MOSTRO PARTE DE SU EJERCITO PERSONAL..

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Todos los foros :: Política y Actualidad :: Hablemos de politica-
Cambiar a: